Astrid de Bélgica celebra su 50º cumpleaños rodeada de su familia

por hola.com

VER GALERÍA

 

 

Si no fuera por los cumpleaños, las ocasiones de reunión familiar escasearían. Por eso Astrid de Bélgica, la hija de los reyes Alberto y Paola, no quiso dejar escapar la oportunidad de celebrar su cumpleaños rodeada de los suyos y ofreció el pasado sábado una fiesta en su residencia de Schonenberg con motivo de su quincuagésimo aniversario. Si bien la Princesa cumple años mañana martes, prefirió adelantar al fin de semana la celebración de cumpleaños para que fuera más sencillo reunir a toda la Familia Real, que acudió al completo, con la excepción del príncipe Felipe y la reina Fabiola.

No faltaron ni los invitados, ni los regalos. El príncipe Lorenzo, marido de la Princesa, sorprendió a su esposa con la actuación del violinista Lorenzo Gallo, un joven talento belga que en 2009 recibió uno de los premios del prestigioso certamen Reina Isabel, y que pertenece al círculo de amigos de los hijos mayores de la pareja, Amadeo y María Laura. Y, como en todo cumpleaños que se precie, una fabulosa tarta de cumpleaños presidió la fiesta. La princesa Astrid contó con la ayuda de su hija pequeña Laetitia María y de sus sobrinos los gemelos Nicolas y Aymeric, hijos del príncipe Laurent, para soplar las cincuenta velas que decoraban el espectacular pastel. 

 

VER GALERÍA

 

Toda la familia felicitó a la princesa Astrid y la aplaudió tras soplar las velas, a excepción de los grandes ausentes de la fiesta de cumpleaños, el príncipe Felipe, que se encontraba en el extranjero con motivo de "una reunión inaplazable", y la reina Fabiola, que no acudió a la celebración por motivos de salud, si bien Palacio subrayó que la indisposición de la Reina no era importante. Los medios belgas apuntan a que el encuentro del Heredero se trataría de la reunión del Grupo Bilderberg, que se celebró este fin de semana en los Estados Unidos. Quienes no se perdieron la fiesta fueron la princesa Matilde y sus dos hijas, la princesa Elisabeth y Eléonore, si bien la Heredera y sus pequeñas abandonaron la celebración pronto ya que tenían que ir a su colegio para celebrar una fiesta de fin de curso. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie