Felipe y Matilde de Bélgica veranean en una granja con sus cuatro hijos

Los Duques de Brabante disfrutan de unas vacaciones campestres en Loppem una localidad belga cercana a Brujas

por hola.com

VER GALERÍA

 

El verano llega a los álbumes reales. Después del tradicional posado veraniego de los Orange, que ha estado marcado este año por el Mundial de Fútbol de Sudáfrica, Felipe y Matilde de Bélgica han realizado hoy también la sesión fotográfica estival en compañía de sus cuatro hijos. Los Duques de Brabante han decidido este año añadir un toque de originalidad a estos retratos que suponen el arranque de las vacaciones de verano y se han trasladado con los príncipes Elisabeth, Gabriel, Emmanuel y Eleonor, a una granja, llamada Pierlapont y situada en la localidad de Loppem, cercana a Brujas, para disfrutar de una agradable y calurosa jornada en la que han realizado todo tipo de actividades propias de la vida campestre.

El día comenzó con una clase sobre cómo hacer pan. Los hijos de los Príncipes se encargaron de hacer la masa y de dar forma a los panes. El pequeño Emmanuel ha sido el más entusiasta con esta tarea, por lo que la profesora decidió ponerle un gorro de cocinero. Una vez que los hijos de los Herederos dejaron los panes en el horno de piedra, todos se trasladaron a uno de los establos del recinto, donde se dedicaron a recoger el heno y a alimentar a los caballos y terneros. Después, los niños regresaron a la cocina para recoger los panes que minutos antes ellos mismos habían elaborado. La princesa Matilde elogió la labor de sus hijos y dijo que el pan tenía un aspecto delicioso. Tras almozar todos juntos sobre una mesa de madera al aire libre, llegó el momento de pasear a caballo. El príncipe Felipe, luciendo su ya habitual barba y vistiendo de manera informal con camisa y vaqueros, fue el encargado de instruir a los niños sobre cómo montar los ponis. Mientras, la Princesa, también con vaqueros y luciendo una figura envidiable, disfrutaba de una limonada mientras observaba los progresos de sus pequeños. Los Duques dieron su imagen más paternal y cariñosa con sus pequeños y, especialmente, con la princesa Eleonor, la benjamina de la familia, que cumplió dos años en abril y que estuvo gran parte del día en brazos de sus papás.

 

VER GALERÍA



Los Príncipes se mostraron especialmente orgullosos con los resultados obtenidos en el colegio por sus hijos y dijeron que todos ellos tenían muy merecidas las vacaciones. Sin embargo, los Herederos belgas prefirieron no revelar el destino de sus vacaciones. La visita a la granja -que data de 1435- terminó con un paseo por los alrededores donde los Herederos y sus hijos pudieron disfrutar de preciosas vistas que los campos de maiz, trigo o lino ofrecen en este momento del año.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie