Carta de la reina Fabiola a su esposo: “Balduino: el rey de mi corazón”

por hola.com

"Transcurridos 10 años desde su muerte, deseo a través de esta carta dar las gracias a mis compatriotas que honran la memoria del rey Balduino al que tanto quiero. Trazó un surco que nunca se borrará. Este aniversario me incita a expresar la felicidad que conocí a su lado y que aún prosigue, porque cuanto más tiempo pasa más me hace vivir. Me ayuda a soportar con confianza y esperanza las preocupaciones que todos padecemos.

Mucha gente no pudo conocer su verdadera naturaleza y sin duda se debía, en parte, a la discreción que cultivaba. Como esposa suya, creo haber apreciado sus cualidades mejor que ninguna otra persona. Lo miré intensamente en cada momento, porque uno nunca se cansa de contemplar aquello que quiere. Al compartir con ustedes el profundo conocimiento que tengo de él, respondo hoy al llamamiento de mi corazón".

"Debo aprender a vivir el momento presente"
"Su amor inagotable emanaba como el agua de la fuente y engendraba la felicidad a su alrededor y dentro de él. Mi marido me hizo beber ese agua que sigue saciando cada hora de mi vida. Su risa, siempre presta a estallar, se transformaba en cualquier momento en una sonrisa que compartía, sin cansarnos ni cansarse nunca.
Pero Balduino, como todo hombre, vivió momentos difíciles. Un Rey no se libra de ellos. Cuanto tuvo que suceder a su padre se sintió desamparado por la responsabilidad. Quería mucho a su padre y se sabía poco preparado para esta pesada tarea. Decía: 'No recibo mi fuerza para el mañana, sólo para el ahora. Debo aprender a vivir el momento presente'.
Durante toda su vida, Balduino participó de las alegrías y tristezas de sus conciudadanos. Su primera visita al Congo dejó el recuerdo de un joven Rey desenvuelto y alegre en medio de los africanos, dentro de una simpatía y un cariño recíprocos. Por este motivo, sufrió mucho por los enfrentamientos mortíferos que se produjeron más tarde en el Congo entre belgas y congoleños".

"Ponerse en el lugar de los demás"
"Las fotografías permiten reproducir los gestos de las personas queridas. Muchos documentos fotográficos testimonian la personalidad jovial de rey Balduino. Claro está, habrá fotografías suyas tomadas durante ceremonias oficiales donde la seriedad era de rigor.
Sabedor de mi tendencia a tomar la palabra, admiraba aún más la escucha generosa atenta que mostraba mi marido, tanto en familia como en el ejercicio de su cargo. Tenía cuidado de hacer el vacío dentro de sí mismo para ponerse en el lugar de los demás. Su mente lúcida y su silencio apasionado acogían a los más desfavorecidos y heridos por la vida, como todos aquellos que querían confiarle sus penas. Decía: 'En el encuentro, es mi corazón el que me sugiere las palabras, los momentos de silencio".

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie