La boda se celebrará el próximo 12 de octubre en el Castillo de Windsor

¿Hará Beatriz de York 'un Pippa' en la boda de su hermana? Estas son sus opciones

Eugenia de York está a punto de pasar por el altar y de momento se desconoce qué papel asumirá su hermana mayor

by S. Acosta

Beatriz y Eugenia de York han llevado vidas prácticamente paralelas. Las hijas del príncipe Andrés, octava y novena en la línea de sucesión al trono británico, han ejercido a lo largo de los años un papel idéntico dentro de la familia Windsor. Siempre un paso por detrás de su padre, las princesas se han presentado como un dúo casi inseparable que ha compartido protagonismo en infinidad de actos oficiales y familiares.... ¡hasta ahora! El próximo 12 de octubre Eugenia de York pasará por el altar. ¿Qué papel asumirá Beatriz en la boda de su hermana pequeña? Estas son sus opciones.

El papel más protagonista: hacer "un Pippa"

A estas alturas no hace falta explicar que es hacer "un Pippa". Pippa Middleton revolucionó el papel de las damas de honor el 29 de abril de 2011 en la Boda Real de su hermana, la duquesa de Cambridge, con el príncipe Guillermo. Entonces una soltera Pippa llegó a la abadía de Westminster vestida de blanco con un diseño pensado para fundirse con la cola del vestido de novia, es decir, para pasar inadvertido, pero finalmente consiguió justo el efecto contrario. Durante los segundos que duró esa entrada Pippa fue lo más comentado de un enlace que se retransmitió en directo. Ese ceñido vestido que potenciaba su esbelta figura convirtió en tendencia el color blanco para las damas de honor y robó inesperadamente parte del protagonismo a su hermana.

Liderar el cortejo nupcial, un papel que puede ser más o menos discreto

Desde el número de damas que subieron las escaleras con el cortejo nupcial hasta el “look” elegido por la duquesa de Cambridge sirvieron para que nadie robara ni un ápice de protagonismo a Meghan Markle. Kate vistió uno de esos diseños que le hemos visto en un sinfín de ocasiones y así se logró lo deseado para el pasado 19 de mayo, que solo se hablara de la novia, que además entró en solitario ante la inesperada ausencia de su padre.

Muy distinto fue el modo en el que Pippa Middleton quiso que su hermana Kate estuviera junto a ella en el día de su boda, compartiendo ese protagonismo que sin querer le había robado en su Boda Real. La duquesa de Cambridge se encargó de guiar con maestría a los pequeños en su labor, para lo que vistió un diseño llamativo, muy aplaudido y a tono con los detalles de los vestidos de las damitas. Kate también estuvo ese 20 de mayo de 2017 muy pendiente de que el vestido y la cola de la novia lucieran perfectos y, lo más llamativo, Kate y Pippa salieron prácticamente juntas de la iglesia. Pippa quería que su hermana estuviera cerca y para eso le dejó un papel fundamental.

El papel más familiar: acompañar a Sarah Ferguson

Las imágenes de Sarah Ferguson llegando en solitario a la boda de Harry y Meghan hacen preguntarse lo siguiente: ¿cómo será su entrada al enlace de Eugenia de York? Su fría relación con el duque de Edimburgo es uno de los temas más polémicos de esta celebración y algunos incluso barajan la posibilidad de que el abuelo de Eugenia no asista y así se evite el encuentro en público con la que un día fue su nuera favorita. Por otro lado, este momento está siendo de lo más comentado, motivo por el cual los Windsor podrían prescindir de ese hipotético cruce de miradas el próximo 12 de octubre. 

Las opciones que tiene la exmujer del príncipe Andrés entonces serían volver a llegar en solitario y como una invitada más a la Capilla de San Jorge; llegar en un tono más familiar y protagonista, que podría lograrse si entra en compañía de su hija Beatriz; y, lo que parece poco probable, que entrara junto a la familia Windsor, una opción que no le pertenece desde que firmó el divorcio con el príncipe Andrés en 1996 y que, por otro lado, sería un generoso gesto por parte de la Reina, uno más de los muchos que se vienen sucediendo desde que se anunció el compromiso oficial de Eugenia y Jack.

El papel más institucional: entrar con los Windsor

Para Beatriz de York entrar en la boda de su hermana como una Windsor más, es decir, cuando todos los invitados estén ya en el interior del templo y minutos antes de la llegada de la Reina (la que siempre precede a la novia) sería la fórmula más institucional (también la más “sosa”) de entrar en la boda de su hermana. Sería entonces una entrada similar a la que vimos en la boda de los duques de Sussex, aunque sin su hermana y sin su padre, que aunque no se ha confirmado cabe esperar que lleve a su hija al altar. Entonces Eugenia podría entrar en compañía de los duques de Cambridge, los duques de Sussex, los condes de Wessex o la princesa Ana y su marido.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie