Gad Elmaleh: ahora sí es un Grimaldi más

El actor, pareja de Carlota Casiraghi y padre de su hijo, Raphaël, asistió con Alberto y Charlene de Mónaco y su 'cuñado' Pierre Casiraghi a un partido de fútbol entre el Mónaco y el Paris St Germain y celebró los triunfos del equipo local abrazado a su familia política

por hola.com

VER GALERÍA

 


Ahora sí no cabe duda de que Gad Elmaleh es un Grimaldi más. El actor ha vuelto a dejar patente que se ha integrado a la perfección en la familia de Carlota Casiraghi participando como tal en los eventos del Principado. Esta vez -no es la primera que suma al clan principesco- asistió a un partido de fútbol entre el Mónaco y el París Saint-Germain en el estadio Luis II.

 

VER GALERÍA

 

Prueba de su buena relación fueron las entusiastas celebraciones de Gad y su cuñado con los triunfos del equipo local. Cuando el Mónaco marcó, estalló la alegría en las gradas y por supuesto en el palco real. El príncipe Alberto, Pierre casiraghi y Gad Elmaleh, apasionados del fútbol los tres, no pudieron reprimir la emoción y comenzaron a saltar con los brazos en alto y a abrazarse los unos con los otros.

La princesa Charlene, a la que le sorprendió el estallido de alegría fuera de juego, tranquila y sentada en el palco, se convirtió inmediatamente en objeto de los abrazos y los besos de su marido, el príncipe Alberto, que corrió a su lado entusiasmado para celebrar el tanto. 

 

VER GALERÍA

 

La nueva aparición de Gad Elmaleh se produce una semana después de la blanca boda de Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo y de su primera salida pública con Carlota Casiraghi y con su bebé desde que fueron padres hace mes y medio, de las que la revista ¡HOLA! informa esta semana en exclusiva. Aunque el cómico no pudo asistir a las nupcias por trabajo (tenía función teatral en París), al día siguiente se reunió con Carlota y su pequeño, Raphaël, en la estación invernal. Sonrientes, felices, enamorados y de la mano, Carlota y Gad, a los que no se veía juntos desde el noviembre pasado, disfrutaron de un apacible paseo por las calles del pueblo suizo con el pequeño en su carrito.

Son contadas las apariciones reales de Gad Elmaleh, pero todas ellas significativas. La primera señal de que la historia de amor de Carlota y Gad tenía futuro llegó cuando la hija de Carolina de Mónaco oficializó su relación con el actor asistiendo juntos al tradicional Baile de la Rosa con toda la familia Grimaldi. Un acto en el que fuimos testigos privilegiados de su amor en cada gesto y en el que, según se sospecha, la pareja ya guardaba su secreto: hoy de nombre Raphaël. Después varios meses de gira teatral en Estados Unidos y Canadá, el actor regresó al Principado para acompañar a Carlota en la recta final del embarazo. En ausencia de la hija de la princesa Carolina, Gad asistió con sus cuñados Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo a otro partido de fútbol, entonces entre el Mónaco y el Lyon, en presencia del presidente del club de fútbol monegasco, Dmitriy Rybolovlev, y del director del sporting, Vadim Vasilyev, en el estadio monegasco de Luis II. El nacimiento del pequeño Raphael supuso la ausencia de la pareja del panorama social y su reaparición un mes y medio después en la estación invernal se convirtió en la esperada confirmación de que están felices y enamorados. Ahora la presencia de Gad en la palco real del estadio Luis II reafirma que ya es uno más de la familia Grimaldi.

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie