Rania de Jordania, Reina y madre perfecta

Tras cumplir su apretada agenda en Nueva York, se apresuró a llegar a casa para celebrar los cumpleaños de sus hijas

por hola.com

 

VER GALERÍA

 

Rania de Jordania siempre da el tipo. Como Reina porque se ha entregado a hacer de este mundo uno mejor. Se ha convertido en una gran activista de las causas sociales en el mundo, lo que la ha llevado por todo el planeta a cumplir su encomiable misión y ahora de nuevo hasta Nueva York. Allí, Rania de Jordania, que sube el listón de la distinción en cada aparición, hizo valer su título de Reina de la elegancia en cada acto de su apretada agenda oficial en Estados Unidos, así como también su tesón humanitario, por el que recibió un premio en los Global Citizien Awards.

Pero Rania de Jordania es ante todo madre. Y nada más cumplir con su trabajo en la ciudad de los rascacielos se apresuró a llegar a casa para celebrar los cumpleaños de sus hijas, la princesa Imán y la princesa Salma, nacidas con un día (27 y 26 de septiembre) y cuatro años de diferencia (1996 y 2000), como ella misma compartió en las redes sociales. Fiel seguidora de las últimas tecnologías, la reina Rania, que mantiene actualizada su cuenta personal de Twitter a diario, donde se define como “una madre y una esposa con un trabajo realmente increíble”, reveló sus ganas de volver a casa para celebrar los aniversarios de las niñas, ya no tan niñas, de 17 y 13 años respectivamente, que parecen seguir los pasos de la reina Rania en lo que a a belleza se refiere: “Terminado el trabajo en NY, no veo el momento de llegar a casa para celebrar el cumpleaños de las chicas”. Reina y madre perfecta.

 

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie