Rania de Jordania vuelve a hacer sonreír a Malala

La joven paquistaní tiroteada por defender la educación femenina recibió uno de los premios 'Ciudadanos Globales' de manos de la soberana hachemita

por hola.com

Si hace unos meses era Angelina Jolie quien hacía feliz a Malala, la adolescente paquistaní, de 16 años, que recibió un disparo en la cabeza por defender la educación femenina, en esta ocasión ha sido la reina Rania de Jordania quien ha hecho sonreír a esta joven cuya valentía ha asombrado al mundo. La soberana hachemita, una de las mujeres más influyentes del mundo, no solo por su condición de reina, sino también por ser la mejor embajadora de las mujeres del mundo árabe, tuvo el honor de hacer entrega de un premio a Malala en la ceremonia de los Global Iniciative Awards. Estos galardones son otorgados por la fundación Clinton a diferentes personalidades que han tenido un impacto positivo en el ámbito de la política, la sociedad civil y el sector privado.


VER GALERÍA



Rania, una mujer comprometida con la educación de los niños en los países más desfavorecidos, hizo entrega del premio al liderazgo en la sociedad civil a Malala, que con su discurso recibió la mayor ovación de la noche. Su intervención fue un alegato a la importancia de la educación como garante del progreso y de la igualdad de oportunidades y derechos en el resto del mundo. “Sé que los problemas son infinitos e inabordables, pero la solución es la misma y es simple: educación, educación, educación". Y pidió a Occidente que “en lugar de enviarnos armas, manden libros. En lugar de enviarnos tanques, manden lápices. En lugar de enviarnos soldados, manden profesores”.


VER GALERÍA



Además de Malala, el resto de premiados fueron el obispo sursudanés Elias Taban, por su labor como creador del proyecto "Universidad Pies Descalzos" en India, el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, por su liderazgo en el servicio público, Jessamyn Rodríguez, fundadora de Hot Bread Kitchen, y Adam Lowry y Eric Ryan, responsables de Method Products PBC, por su liderazgo en el ámbito de la empresa privada.


VER GALERÍA



Estrellas como Ben Affleck o el mismísimo ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton, imitando a Bono, de U2, pusieron el toque de humor a esta entrega de premios. Affleck se atrevió a presentarse como Bruce Wayne, el alter ego de Batman, cuyo personaje interpretará próximamente en el cine para desilusión de muchos fans del superhéroe, mientras que Bill Clinton no dudó horas ante en ponerse las gafas del líder de U2, para imitarle en respuesta a la divertida burla que hizo de él el cantante irlandés por llegar tarde a una reunión del proyecto Clinton Global Initiative. La gala estuvo amenizada por Elvis Costello, el grupo de hip hop The Roots, la cantante malí Fatoumata Diawara y el productor Randy Jackson.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie