Dos cumpleaños en la Casa Imperial japonesa reabren el debate de la Ley de Sucesión

La princesa Aiko, única hija del príncipe heredero Naruhito, ha cumplido nueve años; el príncipe Akishino, hermano de Naruhito, ha celebrado su 45 cumpleaños asegurando que la Familia Imperial debe adaptarse a los tiempos

por hola.com

La Familia Imperial de Japón ha celebrado esta semana el cumpleaños de dos de sus miembros: el martes, el príncipe Akishino, segundo hijo del emperador Akihito, cumplió 45 años y dos días después era su sobrina, la princesa Aiko, quien soplaba velas en su tarta, concretamente nueve.

Los felices acontecimientos no habrían tenido relevancia de no ser porque Akishino, que posó para la prensa con su mujer, la princesa Kiko, dio unas declaraciones con las que ha vuelto a sacar a debate la Ley de Sucesión en el país. Si ésta no cambia, princesa Aiko no podrá heredar el milenario Trono del Crisantemo ya que sólo puede convertirse en Emperador un varón. En este caso, sería el siguiente en la línea sucesoria tras el príncipe Naruhito, que es el primo de la princesa Aiko, el príncipe Hisahito, de cuatro años.


VER GALERÍA  


El príncipe Akishino aseguró en rueda de prensa que "la Familia Imperial debe siempre buscar una manera para adaptarse a los tiempos". Además, añadió que él y su hermano, el príncipe Naruhito, han hablado del futuro de la familia en diversas ocasiones y esperan volver a hacerlo para tratar el asunto.

La princesa Aiko, hija única del príncipe heredero Naruhito y de su mujer, la princesa Masako, cumplió este miércoles nueve años cada vez más integrada en las actividades de la escuela Gakushuin en Tokio. Nadie diría, viéndola feliz y sonriente mientras juega con sus compañeros, que es consciente de lo que provocó su nacimiento en septiembre de 2006: paralizó los planes del Gobierno japonés para reformar la ley sálica, que la hubieran convertido en la heredera del trono imperial.

Aiko, que estudia tercer grado, participó el pasado fin de semana en un festival en el que actuó con el coro de su clase frente a sus padres, dijeron fuentes de la Agencia de la Casa Imperial nipona a la agencia local Kyodo. La pequeña princesa muestra interés por la geografía y la historia de los países del mundo, y le gusta memorizar sus nombres y saludos en diferentes idiomas. También le interesan los animales, las flores, cantar y tocar el violín y el piano, además de hacer deportes como patinaje sobre hielo.


VER GALERÍA  


Aiko, además, pasa cada vez más tiempo con sus compañeros en la escuela después de que en marzo dejara de asistir varios días a clase por supuesto "acoso escolar" por parte de un grupo de alumnos. Al parecer los chicos estuvieron acosando a varios alumnos de segundo grado, entre ellos la princesa, quien se había quejado de dolor de estómago y ansiedad. Tras más de una semana sin ir a la escuela, Aiko regresó con su madre, que desde entonces acompaña al colegio a su hija, que asiste un número limitado de horas. En casa toma clases de caligrafía, canto y piano.

Durante el verano, la princesa pasó tiempo en las residencias reales de Shizuoka y Tochigi, donde según fuentes oficiales desarrolló especial interés por los mariscos y las libélulas. Y es que según confesó su tío, el príncipe Akishino, en la rueda de prensa del pasado martes, Aiko y su primo, el príncipe Hishahito, se divertían cazando insectos durante sus vacaciones en la finca de Akasaka en Tokio donde se localizan sus residencias, y en la Villa Imperial Nasu de la Prefectura de Tochigi.


VER GALERÍA  


Además de su 45 cumpleaños, el príncipe Akishino ha celebrado este año su 20º aniversario de bodas junto a la princesa Kiko, de 44 años, el pasado mes de junio. La Princesa le agradeció ante los medios su apoyo a lo largo de los años y él le pidió que continuasen disfrutando de la vida juntos.

Sus tres hijos han comenzado distintos niveles educativos, pero el príncipe dijo que "parecen estar disfrutando de sus colegios".  La princesa Mako, de 19 años, ha entrado en la universidad; la princesa Kako, de 15, está en el instituto y el príncipe Hisahito, de cuatro, comenzó preescolar este año.

El príncipe Akishino mostró preocupación por el Emperador Akihito, que celebrará este mes su 77 cumpleaños, indicando que espera que su padre "se cuide todo lo posible". Asimismo, el segundo hijo del emperador afirmó que las medidas tomadas en noviembre del año pasado con motivo del 20º aniversario de su coronación para reducir su ritmo de trabajo han resultado efectivas. Por último, Akishino confesó que piensa que "sería bueno" para el emperador seguir sirviendo a la nación en las condiciones actuales.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie