Mohamed VI y Lalla Hasna, con el planeta

Rabat se convirtió en el escenario de una fiesta 'verde' con motivó del Día de la Tierra

por hola.com

 

El Día Mundial de la Tierra reunió en Rabat, declarada Ciudad Verde, a estrellas, personalidades nacionales e internacionales, militantes ecológicos y ciudadanos. El acontecimiento ecológico más importante del planeta, con la movilización de 190 países, ha convertido a la capital marroquí en el escenario de momentos estelares: un día de participación y de compromiso, de acuerdos y firmas de convenios, de concienciación y celebración... Una fiesta verde. Y es que todo el reino participó en esta jornada y contribuyó a la preservación del medio ambiente con iniciativas y acciones ciudadanas (más de 30.000 en todo el país).

El rey Mohamed ha sido visionario en esta cuestión. En la Cumbre de la Tierra en Río en 1992, Mohammed VI, entonces Príncipe heredero entonces, ya defendía el desarrollo sostenible y la protección del medio ambiente como "un imperativo categórico". Su posición no sólo no cambió con los años, sino que se aplicó en todos los sectores. Una vez convertido en  Rey, participó en 2002 en la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible en Johannesburgo y ratificó, el mismo año, el protocolo de Kyoto.

 


Rabat: ‘Ciudad Verde’
Moulay Rachid y Lalla Hasna, presidenta de la Fundación Mohamed VI para la protección del medio ambiente, presidieron esta fiesta y Mohamed VI ofreció una cena con ocasión de la ceremonia de presentación de este acontecimiento planetario. Pero el éxito de esta jornada tenía sus raíces en la implicación de Lalla Hasna en Washington. La hermana del Rey de Marruecos se había encontrado en marzo en Estados Unidos con la Secretaria de Estado Hillary Clinton y, en el curso de este viaje, la hermana del Rey también conversó con Lisa Jackson, directora de la Agencia de Protección del Medio Ambiente en Estados Unidos, que felicitó los esfuerzos del reino marroquí en materia medioambiental, congratulándose por otra parte por su compromiso también para la promoción de las energías renovables.

Rabat fue designada por la organización americana Earth Day Network como la Primera Ciudad para abrigar las celebraciones del 40º aniversario del Día de la Tierra. Y es que la ciudad esmeralda ha previsto en estos últimos años la ejecución de grandes proyectos estructurales: un tranvía, un puente para unir las ciudades de Salé y de Rabat, una marina, un museo de arte contemporáneo, la erradicación de chabolas y la rehabilitación de los parques de todas las ciudades marroquíes -Tira tiene la superficie más grande de espacios verdes en zona urbana, es decir unos 20 metros cuadrados por habitante, dos veces más de lo indicado por la norma internacional para ser Ciudad Verde. Cambios locales y nacionales que son el fruto de una política medioambiental exigente.

 

 

La visión real ha sido determinante. El rey Mohamed ha hecho del desarrollo sostenible y de la preservación del medio ambiente una de sus causas. “No cesa de recordarnos que como Gobierno debe ser una preocupación permanentemente", declara la ministra de la Energía, Amina Benkhadra. Su política para el desarrollo sostenible contempla la generalización del programa Ecoescuela, la erradicación progresiva de las bolsas de plástico, la preservación de los ecosistemas marinos costaneros por la utilización de arrecifes artificiales, la lucha contra la desertización y la revalorización piscícola.

Tales esfuerzos se tradujeron en esta jornada verde en la firma de tres acuerdos de cooperación en el dominio de las energías renovables, de la eficacia energética y de las tecnologías limpias y en un desfile de artistas, militantes ecologistas y personalidades nacionales e internacionales que proclamaron la necesidad de reflexión: “El Día de la Tierra debería celebrarse los 365 días del año". Pusieron música al día el grupo Hoba Hoba Spirit, Fnaire, Seal, Fadl Shaker y letra Feliciano Dos Santos, reconocido con el Premio Goldman del Medio Ambiente, la actriz Amina Rachid, el deportista Hicham Guerrouj... y el rey Mohamed: "¿Habrá que esperar a espantosos dramas para sentirnos responsables de la salvaguardia del patrimonio común de la humanidad que es la Tierra?".

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie