Filiberto de Saboya: el nuevo 'Rey del mambo'

El Príncipe es uno de los concursantes de la versión italiana del programa televisivo '¡Mira quien baila!'

por hola.com

Manuel Filiberto de Saboya es el Rey de las pistas. El nieto del último Rey de Italia, Umberto II, que vivió buena parte de su vida en el exilio, debutó el pasado mes de enero en la versión italiana del programa televisivo ¡Mira quien baila!. Y ahí sigue dando pasos adelante y atrás. El Príncipe, casado desde 2003 con la actriz francesa Clotilde Coureau y padre de dos hijas, Victoria y Luisa, se estrenó como bailarín al son de la canción de Abba Mamma Mia y a lo largo de estos meses ha dejado patente a jurado y público que no se le da nada mal mover el esqueleto. El príncipe Filiberto parece además que ha hecho buena pareja de baile tanto con los concursantes como con los bailarines del programa. Se siente uno más de esta compañía de danza televisiva. No en vano, fuera de función, continúa danzando (en salidas, almuerzos...) con sus compañeros.

Peor conexión existe con el cabeza de la otra rama de la Casa Saboya, Amadeo de Aosta -Heredero, según las instituciones monárquicas, después de que fuera destituido Víctor Manuel como Jefe de la Casa Real de Saboya por tenencia ilícita de armas y otros excesos-, en su baile cruzado por la supremacía dinástica. El último tropezón de los Saboya se ha producido a raíz del nacimiento, el pasado 7 de marzo, del primogénito del príncipe Aimone de Saboya-Aosta y de la princesa Olga de Grecia, Umberto, debido a que su abuelo le ha concedido el título de Príncipe de Piamonte, que se otorga a los Herederos al Trono. Una zancadilla de Amadeo de Aosta, según Filippo Bruno de Tornaforte, portavoz de la Casa Saboya, para proclamar su hegemonía: "Técnicamente ni puede hacerlo, ya que los títulos nobiliarios sólo pueden ser concedidos por el Rey en plenitud de sus poderes". Otro paso más en este baile por la corona.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie