La princesa Máxima viajó a Eslovenia en un avión pilotado por su marido, el Príncipe Guillermo

Durante su primer día de visita a este País de la Unión Europea, los futuros Reyes de Holanda aprendieron a hacer vino y champagne

por hola.com

Los Príncipes de Holanda llegaron esta misma mañana a Eslovenia, a bordo del avión destinado a los miembros de la Casa Real, el Fokker Executive Jet 70 KBX, con el propio príncipe Guillermo a los mandos.
Con esta visita de estado, que se prolongará hasta el jueves, los futuros Reyes de Holanda corresponden a la invitación del Presidente de la República, Janez Drnovšek, y a la idea de estrechar los lazos económicos y culturales entre los dos países, tras conocer de primera mano la situación y las inquietudes de las nuevas generaciones de este país, miembro de la Unión Europea y de la OTAN desde 2004.
El programa de este viaje comenzó esta misma mañana en la residencia presidencial, el castillo de Brdo, donde el príncipe Guillermo y la princesa Máxima fueron recibidos por el mandatario con todos los honores.

Con los monjes como guía
Tras la recepción, los Príncipes conocieron el Parlamento de Eslovenia, en Liubliana, y la Escuela de Dirección IEDC, situada en la localidad de Bled, a orillas del famoso lago homónimo. El centro de estudios, inaugurado en 1986, está considerado como una de las mejores escuelas de negocios del Centro y Este de Europa.
Los Príncipes visitaron, también, en el día de hoy el imponente castillo de Bled donde fueron recibidos por los monjes que lo habitan. Guillermo y a Máxima fueron guiados por esta comunidad de religiosos a través de las impresionantes instalaciones hasta las bodegas del edificio donde se produce un exquisito vino y un no menos excelente champagne. Los Herederos se interesaron por el proceso de elaboración de estos codiciados caldos llegando a hacer uso de una "corchadota" artesanal.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie