Felices jornadas en la nieve de los Príncipes Naruhito y Masako con su hija Aiko

por hola.com

El Príncipe Heredero de Japón, Naruhito, y su esposa, la princesa Masako, han brindado a los medios imágenes propias de una familia feliz junto a su hija, la pequeña Aiko, de tres años. Son las fotografías de una nueva etapa llena de optimismo. Instantáneas en las que los Príncipes Herederos, con su pequeña, pasan la página a su mala racha esquiando y jugando con la nieve.

Los japoneses apoyan a Aiko
Después de una profunda depresión, originada por la imposibilidad de dar un varón a su marido, y a la continua presión mediática a la que se ha visto sometida, la princesa Masako, de 41 años, sonríe en este año de nieves que, ojalá, traiga bienes, y muchos, a los miembros de la Casa Real del Trono del Crisantemo. Y los augurios no pueden ser mejores para la pequeña Aiko. Mientras el Príncipe Heredero y familia disfrutaban de unos días de descanso en la estación de esquí de Oku Shigakogen (Tokio), los medios de comunicación nipones se hacían eco de algunas de las conclusiones del comité asesor del Gobierno que estudia la revisión de la ley sálica.

Además, los principales diarios del país recogían el resultado de una encuesta entre la población japonesa. Más del ochenta por ciento de la sociedad japonesa apoya la derogación de la ley sálica y sólo un cuatro por ciento se opone a la misma. Si todo sigue su curso, la princesa Aiko se convertirá en Emperatriz de Japón. Y su nombre entrará a formar parte de la historia.

La princesa Masako cancela su primer acto oficial fuera de Tokio
Cuando parecía que la Princesa había recuperado la sonrisa, las dudas sobre su estado de salud han vuelto al pueblo nipón. Con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos Especiales de Invierno, en la ciudad japonesa de Nagano, se esperaba la asistencia de los Príncipes Herederos a un partido de hockey sobre hielo, posibilidad que dejó entrever la Agencia de la Casa Imperial. La visita habría representado la primera aparición oficial de Masako fuera de Tokio desde hace más de un año. Sin embargo el palacio imperial anuló la cobertura mediática de la visita de la Princesa, sin dar ninguna explicación.

Por su parte, el príncipe Naruhito sí asistió a la ceremonia inaugural de los Juegos para atletas con discapacidades mentales, en su discurso de apoyo el Heredero tuvo palabras de apoyo y ofreció sus mejores deseos a los deportistas, para que dieran los mejor de si mismos y disfrutaran en la competición.

Según explicó la cadena pública NHK, las condiciones de la Princesa "no eran perfectas", aunque no entraron en más detalles.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie