La llamada sentencia de la princesa Carolina pone en pie de guerra a la prensa alemana

por hola.com

Hace diez años, la princesa de Mónaco inició una batalla legal contra la prensa alemana intentando impedir que ésta siguiera publicando fotos que violaran su intimidad. El 24 de junio pasado, la Corte de Estrasburgo le dio la razón y sentenció que la publicación de las fotos, que mostraban a la princesa jugando al tenis, montada a caballo y esquiando con sus hijos, violaba el art. 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos. Artículo que garantiza el derecho de todas las personas a proteger su vida privada y familiar.

Ha pasado toda una década desde entonces, pero la princesa Carolina ha conseguido su objetivo. Un triunfo personal pero también histórico ya que, por primera vez, en la historia de post guerra de Alemania, más de 60 editores de la prensa germana han decidido hacer frente común para luchar contra la sentencia dictada por el Tribunal Europeo de Derechos humanos a favor de la princesa Carolina de Mónaco este verano. Una sentencia, según los responsables de los medios de comunicación, que representa la mayor de las amenazas para la libertad de prensa que impera en el país.

Los editores y directores alemanes se enfrentan ahora a un nuevo escenario y se temen lo peor: imposible en el futuro publicar fotografías e información de la vida privada de los personajes públicos, sin el consentimiento de éstos.
Para hacer frente a la amenaza de la sentencia de Estrasburgo, el gremio de editores de periódicos y revistas -60 directores, asociaciones- pidió al canciller Gerhard Schröder que el gobierno presente un recurso ante la Corte de Estrasburgo - el plazo de impugnación finaliza el 24 de septiembre- para defender la libertad de prensa en Alemania porque "nuestra democráticamente acreditada libertad de prensa no puede ser recortada por una sentencia europea.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie