El príncipe heredero de Marruecos, Mulay El Hassán, cumple un año

por hola.com

Mohammed VI sigue rompiendo esa estricta norma de la familia real marroquí, que impedía hacer públicas imágenes de la vida privada de sus monarcas. El Rey de Marruecos, una vez más, ha facilitado a los medios de comunicación una fotografía oficial, con motivo del primer cumpleaños de su primogénito, el príncipe Mulay El Hassán, que reinará bajo el nombre de Hassán III.

La sonrisa de Mohammed VI
No es muy habitual ver sonreír al rey Mohammed VI. Sólo, en aquellas ocasiones que sostiene entre sus brazos a su hijo, el pequeño Mulay El Hassán, fruto de su matrimonio con Salma Bennani. El pequeño nació el 8 de mayo de 2003 y colmó de felicidad al pueblo marroquí, que veía en él al sucesor no sólo de su padre, Mohammed VI, sino de su abuelo, el querido Hassán II.

Doce siglos de silencio
Los soberanos marroquíes han guardado, durante más de doce siglos, silencio sobre su vida pública. Por eso sorprendieron tanto las fotografías previas al enlace de Salma Bennani. Cuando nació su hijo, el rey Mohammed VI no dudó en aparecer para los medios de comunicación con el bebé en brazos, como cualquier padre orgulloso. Esta foto dio la vuelta al mundo. Parecía que un aire de modernidad estaba impregnando el reino alauita, a través de su decimoctavo rey, Mohammed VI. Un año más tarde, el monarca vuelve a ofrecer a la prensa una tierna escena, en la que sostiene en brazos, sentado en un sillón, a su hijo quien, sonriente y ajeno a la expectación que la imagen ha ocasionado, se mete el índice en la boca con unos ojos muy abiertos y espabilados.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie