Felipe de Borbón: de los Premios Príncipe de Asturias al corazón del Principado

por hola.com

El príncipe Felipe ha vivido unas jornadas muy intensas en el Principado de Asturias. Si el pasado viernes acudió a la [solemne entrega de los Premios Príncipe de Asturias], el sábado visitó la exposición del fallecido pintor Eduardo Úrculo en Oviedo, acompañado por el presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, y por el alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo.

Premio a un Pueblo Ejemplar
Sin embargo, al Príncipe aún le quedaba por disfrutar de una entrañable jornada en tierras asturianas. Acompañado por el Ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, acudió al pueblo de Navelgas, localidad que pertenece al concejo de Tineo, para entregar un premio muy especial, el de Pueblo Ejemplar de Asturias. Los habitantes de Navelgas, no más de trescientos, correspondieron al Príncipe y le regalaron numerosos obsequios que habían preparado con sumo cariño, entre ellos el chosco de oro, el arándano de plata, la panoya de oro, la batea de oro y un cuadernillo en pergamino en el que se explicaba el significado de cada uno de esos premios.

Defensa de las tradiciones
Navelgas se caracteriza por conservar, como pocas localidades, las más ancestrales tradiciones como parte del día a día. Los vecinos de este pueblo siguen forjando el hierro en fragua de carbón, caldeando el pan en horno de leña y jugando a una modalidad específica de los bolos celtas. El Príncipe de Asturias, que mantuvo durante toda la jornada una actitud muy cálida y distendida, no dudó ni un instante y probó tan antigua disciplina. La visita se vio amenizada por los cantos y bailes regionales que no cesaron en un día único que se escribirá con letras de oro en la historia de esta localidad.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie