El embarazo de Máxima "expuesto" en el Museo de Amsterdam

Por hola.com

La dirección del Museo de cera Madame Tussaud's de Ámsterdam ha decidido que la estatua de cera de la futura Reina de Holanda fuera sometida a un ligero cambio de aspecto porque, estando la "verdadera" Princesa embarazada de cinco meses no era apropiado exhibir su escultura con el vientre completamente liso.

El Museo Madame Tussaud's ha tenido muy presente a la hora de hacer esta ligera modificación el resultado de las encuestas realizadas -hace ya de esto más de un año- entre los visitantes nacionales e internacionales. "¿Cuál de todas las figuras representadas es su preferida?" preguntaron... Sin imaginar ni por lo más remoto que iban a encontrarse con la increíble sorpresa de que aquella joven recién casada y recién llegada al reino de los Países Bajos iba a batir todos los récords de popularidad.

Después del parto volverá al tamaño inicial
Tomada ya la decisión de someter a la "princesa Máxima" a un ligero cambio en su físico, fueron los mismos artistas y especialistas del Museo los que llevaron a cabo un estudio meticuloso de su estado (a través de las últimas imágenes y fotografías) para decidir cómo la vestían y cuánto debían de aumentar su vientre.

No contentos con este trabajo de "metamorfosis", la dirección del Museo ha hecho saber que en los últimos meses de gestación harán más prominente su vientre y que, después de que nazca su hijo, la escultura volverá al tamaño inicial.