El cáncer del emperador Akihito está controlado según los médicos que le atienden

por hola.com

La Familia Imperial del Japón ha recuperado la sonrisa después de recibir el último parte médico sobre el estado de salud del emperador Akihito. Y es que, según afirmó el pasado viernes el portavoz de la Casa Imperial, los doctores responsables de su caso han concluido que el cáncer de próstata que sufre el soberano no se ha extendido a otras partes de su cuerpo.

"No hay metástasis"
"Los tejidos cancerosos han sido eliminados", comentó Ichiro Kanazawa, jefe médico de Palacio, en una rueda de prensa sobre las pruebas postoperatorias.

Los resultados de los exámenes patológicos realizados a Akihito, después de que éste fuera sometido a la intervención quirúrgica en el hospital de la Universidad de Tokio, niegan cualquier evidencia de que las células cancerosas se hayan extendido a los nodos de linfa cercanos. "La glándula postrada del Emperador fue extirpada durante la operación. Algunos tejidos cancerosos habían accedido a la capa externa de la próstata, pero todavía no la habían penetrado", dijo Kanazawa.

Primeras visitas
El Emperador, que se recupera con toda normalidad junto a su esposa, la emperatriz Michiko, y a la princesa Nori en el hospital de la Universidad de Tokio, ha recibido, por primera vez desde su operación, las visitas sus dos hijos y sus nueras. Durante su encuentro en el centro médico, aproximadamente de una hora, el Soberano charló con el príncipe heredero Naruhito, que ha asumido todas las [responsabilidades al frente del trono] durante su convalecencia, y su esposa, la princesa heredera Masako, y el príncipe Akishino y su esposa, la princesa Kiko.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie