Secretos, anécdotas y curiosidades de una boda real que hará historia

por hola.com
38 limusinas: La Familia Real realizará el trayecto en carruajes, el resto, en limusinas negras.

Ceremonia: Tal y como estaba previsto, la boda se celebrará en un solo día. La ceremonia religiosa en la Nieuwe Kerk y el matrimonio civil en la Beurs van Berlage. Un edificio que albergó operaciones mercantiles hasta 1998, que ha sido sede de conferencias y exposiciones, pero jamás de una boda. el rito de los Orange. El mismo por el que la futura princesa se comprometió a educar los hijos que nazcan de la pareja. El reverendo C. A. Ter Linden, ministro emérito de la iglesia Kloosterherk, oficiará la ceremonia. El jesuita padre, Braun, amigo de los Zorreguieta leerá algunos textos. Los novios se arrodillarán sobre los mismos almohadones de seda blanca bordados a manos que hace un siglo, en 1901, usaron la reina Guillermina y el príncipe Enrique y sólo se acercarán hasta el altar mayor cuando llegue el momento de pronunciar el sí, quiero. Los anillos se los entregará el reverendo.

Flores: Johan Weisz ha sido elegido como decorador floral de las dos ceremonias. La civil, en la Beurs of Berlage, y la religiosa, en la Niewe Kerk. Este florista ha trabajado para cuatro generaciones de los Orange desde que, a los 16 años, empezó al servicio de la reina Guillermina en el palacio Het Loo. Máxima ha elegido un estilo barroco y clásico. Las flores que se utilizarán serán tulipanes, arbustos en flor, como la azalea mollus, lilas y rosas. La novia ha pedido, además, que se incluyan detalles típicos de Argentina.

Vestido de Novia: A lo largo de las últimas horas son varias agencias de prensa holandesas las que han desvelado, a través de la Red, que "el modisto italiano Valentino han revelado, a través de un portavoz de su casa de alta costura, que él vestido que se le encargó hace meses y que ya está preparado".

Camino del altar: Máxima llegará al altar cogida del brazo de su prometido -no echará tanto de menos a su padre- porque es tradición en Holanda que la novia sea conducida por el novio.

La música: Durante la ceremonia se escuchará una selección de música organista Bernard Winsemius, la soprano Miranda Van Kralingen y el coro Netherlands Chamber.

Medidas de seguridad: La celebración de la boda de Willem-Alexander y Máxima estará rodeada de grandes medidas de seguridad equipadas con buzos -bajo los puentes que cruzan los canales-, helicópteros y francotiradores. 6.000 agentes que se sumarán a los 2.150 policías -de civil y uniforme- que velarán directamente por la seguridad de la pareja real y de sus invitados. La operación costará al Estado casi cinco millones de Euros. Asimismo, tiendas, restaurantes y todos los locales comerciales deberán cerrar sus puertas con 24 horas de anticipación. Los hoteles no pueden hacer más reservas y están inhabilitados para alojar a huéspedes que no hayan sido investigados por la policía. Los vecinos del palacio sólo podrán acceder a sus casas mediante una tarjeta de identidad otorgada ex profeso para la ocasión.

900 millones de personas verán, a través de la televisión, la boda de Máxima y el Príncipe Guillermo. Gracias a la labor de 1.250 periodistas acreditados.




Página siguiente

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie