El príncipe Alois de Liechtenstein y su esposa, la duquesa Sophie, bautizaron a su hijo

Se casaron en 1993 y son padres de cuatro pequeños príncipes

por hola.com

Príncipe heredero de Liechtenstein, Alois, y su esposa, la duquesa Sophie, descendiente directa del último Rey de Baviera, Luis III, bautizaron a su cuarto hijo en Vaduz, la capital del Principado.

Sebastián Nikolaus Alexander María nació el pasado mes de diciembre en un hospital de la localidad suiza de Grab, en el cantón de Saint Gall, cerca de la frontera con el pequeño país alpino, y recibió las aguas bautismales el pasado día trece en la iglesia católica de Vaduz, la ciudad donde residen.

El príncipe Alois y Sophie de Baviera contrajeron matrimonio, en 1993, en Liechtenstein y, después de residir en Londres varios años -el Príncipe heredero completó su formación académica-, se instalaron definitivamente, con su familia, en Vaduz. En la actualidad, son padres de cuatro niños: el primogénito, príncipe Joshep (1995), Marie Caroline (1996), George (1999), y el pequeño Sebastian (2000).

Un paraíso
Liechtenstein disfruta de una de las rentas per cápita más altas del mundo y está calificado como un paraíso fiscal. De todas las monarquías existentes en la actualidad, la del soberano Hans Adam, padre de Alois, es la única del mundo que no cuesta absolutamente nada a los contribuyentes y, también, la única católica de lengua alemana.

Alois, licenciado en Derecho por la Universidad de Salzburgo, herederá de su padre, en el futuro, un gran imperio. Por un lado, sus empresas financieras -es titular del banco de Liechtenstein- y sus viñedos -famosos por sus vinos y champanes-. Por otro, su magnífica colección de arte. Una selección de más de dos mil cuadros que les sitúa entre los coleccionistas privados más importantes del mundo.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie