¿FATIGA..., cansancio..., agotamiento...?

por hola.com

¿Te levantas por las mañanas agotada? ¿Tienes dificultades de concentración? ¿Te cansas rápidamente cuando realizas ejercicio? Estos son algunos de los síntomas que describen muchas personas cuando se aproximan los cambios de estación. Tener la piel pálida, sentirse cansado sin motivo aparente y sensible al frío, uñas quebradizas y frecuente pérdida de cabello, son indicios que pueden esconder una carencia de hierro.


VER GALERÍA



Algunas pautas como los paseos a la luz del día, ducharse primero con agua templada y luego más fría, practicar ejercicio ligero, y comer mucha fruta y verduras, algo de carne roja, productos integrales, legumbres y un poco de pescado azul, ayudan a combatir la fatiga, pero si los problemas persisten, la causa pueden ser bajos niveles de hierro; entonces lo mejor es ayudarse con un producto natural y eficaz como Floradix®.



TEST                                                                                                                  SI / No

- ¿Eres mujer de entre 15 y 45 años?

- ¿Estás embarazada o estás dando el pecho?

- ¿A menudo te sientes apática y sin fuerzas?

- ¿Te resulta difícil concentrarte?

- ¿Estas pálida, cansada y con falta de apetito?

- ¿A menudo tienes frío y el frio te molesta mucho?

- ¿Te acatarras con facilidad?

- ¿Tienes un cabello frágil y uñas que se agrietan con facilidad?

- ¿Has perdido sangre en relación con, p.ej., una operación, un accidente o una donación?

- ¿Bebes mucho café o té negro?

- ¿Haces principalmente comidas vegetales o con muy poca carne?

- ¿Tienes menstruaciones muy abundantes?

- ¿Te entrenas mucho y con vigor?

- ¿Recientemente has seguido alguna dieta?

 

VER GALERÍA



Cuanto mayor sea el número de preguntas a las que has contestado con un SÍ en este cuestionario, más probabilidades hay de que tus niveles de hierro estén bajos.

Prueba con FLORADIX® lo notarás...!

Si quieres más información pincha aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie