‘Coyote’ y ‘Magneti Marelli’ lanzan el avisador de radares fijos y móviles que te ayuda a conducir seguro

El nuevo avisador ‘Mini Coyote’ aterriza en España para que llegues tranquilo a tu destino sin preocuparte de los radares cuando conduces

por hola.com

  ‘Coyote’, la marca de dispositivos de ayuda a la conducción, presenta en España la tecnología innovadora y cien por cien legal de ‘Mini Coyote’, el avisador de radares que te permite disfrutar del trayecto en coche, conduciendo seguro y sin sobresaltos. Mini Coyote te avisa con un tiempo y distancia prudencial de la presencia de todo tipo de radares fijos, incluyendo las cámaras en los semáforos y los radares de velocidad media, así como la presencia de radares móviles. Es el primer sistema que avisa en tiempo real y así te ayuda a evitar conductas que pongan en peligro a los ocupantes.

Muchos accidentes se producen cuando el conductor ve un radar y se da cuenta de que excede el límite de velocidad. En ese momento, pisar el freno para evitar una multa o realizar algún cambio brusco de dirección o de sentido para no ser detectado por el radar, provoca accidentes que se podrían haber evitado con el uso de ‘Mini Coyote’.

Un Mini Coyote en tu automóvil o en tu motocicleta te informa aproximadamente 750 metros antes de la presencia de un radar fijo y a unos 2 kilómetros de los radares móviles. Además, sólo te avisará de los radares situados en el sentido de marcha de tu vehículo, evitando ser advertido de lo que no afecta a tu conducción y podría provocar distracciones.

Pero, ¿cómo puede avisar ‘Mini Coyote’ de la presencia de un radar móvil? El sistema se basa en la comunidad ‘virtual Coyote’. Son los propios usuarios quienes comunican la posición de los radares móviles. Al pasar por delante de un radar móvil, con sólo pulsar una tecla de ‘Mini Coyote’, el usuario está notificando a la comunidad Coyote, la presencia y la posición de ese radar, aviso que permanecerá durante 3 horas. La información queda actualizada en las bases de datos del sistema, que se analiza y revisa para evitar falsas alertas e incrementar la eficacia del producto.

Más de 450.000 usuarios en toda Europa son la garantía de la utilidad de los productos de ‘Coyote’, una ayuda a la conducción legal totalmente conforme a la nueva Ley de Seguridad Vial que hace referencia a los inhibidores y avisadores de radar. La ley establece que el usuario que utilice inhibidores, se expone a una sanción de 6.000 euros y 6 puntos menos en el permiso de conducir. Sin embargo, no se consideran anti-radares los GPS que tienen memorizada la localización de los radares -información disponible en laweb de la Dirección General de Tráfico- y avisan al aproximarse a ellos. Este es el caso de ‘Mini Coyote’, un dispositivo avisador que, a diferencia de los inhibidores que menciona la Ley, no interfiere en las señales que emiten los radares, sino que utiliza los datos compilados por medio de diversas fuentes, entre ellas la de la comunidad de usuarios Coyote.

‘Mini Coyote’ es distribuido en exclusividad por ‘Magneti Marelli Aftermarket S.L’. en España, Portugal y Andorra. Su precio de venta al público es de 199 euros con doce meses más uno de suscripción incluida.

Acerca de Coyote System

  Creada en 2005, la empresa ‘Coyote System’ ha desarrollado ‘Coyote’, el primer equipo de informaciones geolocalizadas que permite comunicar en tiempo real y en función del trayecto del automovilista, las variaciones de límites de velocidad, la información de tráfico y el emplazamiento de radares fijos y móviles.
Coyote tiene como objetivo contribuir a la seguridad y a la prevención en carretera, ayudando a los usuarios a respetar la legislación en vigor.

Además, el producto se beneficia de una cobertura europea y cuenta ya con una comunidad de 450.000 usuarios. ‘Coyote System’ ha obtenido el apoyo del CRITT (Centro Regional de Innovación y Transferencia de Tecnologías de Ile de France).

Cualquier información adicional sobre ‘Mini Coyote’ se puede encontrar la página web del producto


Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie