Más de cien coches clásicos para revivir las mejores escenas del cine español

Más de cien coches clásicos para revivir las mejores escenas del cine español

El recorrido por los más de cien vehículos clásicos del Museo de coches de cine de Yuncos (Toledo), propiedad del coleccionista Vicente Pavía, permite a sus visitantes rememorar escenas del cine español como las persecuciones de "El Pera" en "Volando Voy" o las escenas circenses de "Balada Triste de Trompeta". Hace más de 25 años que Vicente comenzó su colección de coches antiguos; sin embargo, no fue hasta 1998, cuando ya tenía alrededor de 150 vehículos, cuando decidió fundar, junto a sus hijos, Vicente y Javier, una empresa de alquiler de coches para productoras cinematográficas y publicitarias. En 2003, se instalaron en el municipio de Yuncos (Toledo), muy próximo a Madrid, donde adquirió una nave que había sido una antigua granja y decidió que "crear un museo era una buena forma de sacar más partido a los coches", relata a Efe Vicente Pavía. El museo, que se abrió hace dos semanas, alberga 110 coches de los 200 que pertenecen a su colección privada, y excepto dos modelos, el Citroën Kegresse que utilizó Alfonso XIII para ir de caza y otro que sirvió a la Duquesa de Montpensier, el resto han aparecido en películas como "Volver", "Miel de naranjas", "Noche de Reyes" o "El espinazo del Diablo".