Imagen 18/36
Tirar el líquido de las conservas de pescado... ¡pésima idea!

Tirar el líquido de las conservas de pescado... ¡pésima idea!

Es una práctica tan común como equivocada: abrimos una lata de conservas de pescado o marisco (navajas, berberechos, bonito, mejillones…) y el líquido del interior del envase termina en el fregadero. ¡Qué desperdicio! Efectivamente, si la conserva es de buena calidad, ese líquido puede tener a su vez un segundo uso como ingrediente para infinidad de recetas. Muchas veces existe una idea generalizada de que el líquido de cobertura (así es como se denomina) tiene en su composición una gran cantidad de conservantes y que por ello es preferible desecharlo. Sin embargo, en muchas ocasiones dicho líquido tan solo incluye agua, sal, aceite… Y lo que hace que las conservas perduren por largo tiempo en buen estado no es tanto el uso de conservantes artificiales como el proceso de esterilización al que son sometidas. VER NOTICIA >>

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie