Imagen 8/8
Miró, el artista que huyó de los dogmas

Miró, el artista que huyó de los dogmas

La libertad creativa del catalán Joan Miró sirve de hilo conductor de una exposición en el museo Paul Valéry de Sète (sur de Francia), unas 70 obras de este pintor y escultor que, pese a su cercanía con el movimiento surrealista, mantuvo siempre su independencia artística. Con influencias artísticas diversas, desde las pinturas rupestres hasta el fauvismo y el cubismo, el creador catalán adquirió un lenguaje propio, caracterizado por el protagonismo cada vez más marcado de los colores primarios y las formas simples cargadas de simbolismo. Una exhibición que combina unas pocas esculturas y muchos lienzos, la mayoría ellos procedentes de colecciones privadas y, en algunos casos, expuestos por primera vez.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie