Imagen 18/26
Felipe de Grecia y Dinamarca, un joven trabajador más

Felipe de Grecia y Dinamarca, un joven trabajador más

A algunos les puede resultar extraño que un descendiente de los zares de Rusia, de los emperadores de Alemania o de la mismísima reina Victoria del Imperio Británico trabaje en una oficina cualquiera, de una empresa cualquiera, para ganarse su sueldo dignamente. Pero al protagonista de la historia no se lo parece. Así lo asegura el príncipe Felipe de Grecia y Dinamarca, hijo menor de los reyes Constantino y Ana María de Grecia, quien a sus 28 años presta sus servicios profesionales en un Fondo de Inversiones en Nueva York y dice que “trabajo para ganarme la vida. Todo el mundo tiene que trabajar y en ese sentido yo soy como todos los demás”. En unas declaraciones que recoge la revista Gotham de Nueva York, el Príncipe comenta que debido a su ascendencia real, él ha tenido que ganarse la credibilidad delante de todos sus compañeros. “Una vez que la gente me ve trabajando, ya se dan cuenta de que hay algo más” que un apellido o un origen.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie