Imagen 9/26
Don Felipe pide que no se renuncie al reto de apoyar a los más desfavorecidos

Don Felipe pide que no se renuncie al reto de apoyar a los más desfavorecidos

El príncipe ha reconocido hoy la labor de las empresas y medios de comunicación que fomentan "la solidaridad, el compromiso con los más necesitados y el respeto por otras culturas y pueblos" y ha señalado que lograr apoyo de los agentes económicos a los más desfavorecidos es un "reto" irrenunciable. Lo ha dicho en el acto de entrega de la decimosexta edición de los Premios CODESPA a la Empresa Solidaria, donde se ha dado la "circunstancia añadida", según don Felipe, de que uno de los galardonados, el consejero delegado de la empresa Expert Timing Systems, Fernando Bolívar, era compañero suyo de colegio. "Por cierto, no me puedo aguantar, hay una circunstancia añadida a este premio: es que Fernando Bolívar y yo somos compañeros de clase y del colegio y para mí fue una sorpresa muy agradable conocer hace unos días que iba a recibir este premio", ha explicado. Y además ha bromeado sobre la casualidad -"no lo sabía antes de la decisión del jurado"-, provocando las risas del auditorio. Más allá de la anécdota, en su discurso el príncipe ha remarcado el "deber" que supone reconocer a todos aquellos que trabajan para sensibilizar a toda la sociedad en el fomento de los valores solidarios. "La sensibilización y la búsqueda de apoyo de los principales agentes económicos y sociales es un reto constante al que no podemos ni debemos renunciar para favorecer así que las comunidades menos prósperas se apropien de su destino y se conviertan en protagonistas de su progreso", ha proclamado. Esto es precisamente lo que han hecho, en opinión del jurado, los galardonados en las cuatro categorías. Prosegur se ha llevado el premio Empresa Solidaria por el proyecto llamado "Piecitos colorados", para ayudar a la educación de niños iberoamericanos mediante la rehabilitación de escuelas. Expert Timing Systems ha sido reconocida como PYME Solidaria gracias a su programa de "Microfinanzas integrales", que ha permitido mejorar la vida de muchas familias de Lima (Perú). La periodista de RNE Purificación Gómez-Román, por su reportaje "El lado menudo de la inmigración", ha obtenido el premio CODESPA de Periodismo para el Desarrollo, y la iniciativa solidaria de empleados de IBM "On demand community", el de Voluntariado Corporativo. El reportaje radiofónico de Purificación Gómez-Román recaba testimonios de niños iberoamericanos que han sufrido la emigración de sus padres a los EEUU o a España y que pone de relieve cómo la soledad lleva a muchos a pensar en el suicido, que algunos consuman. En su discurso de agradecimiento, la periodista ha dicho que el apoyo a estos menores no es "caridad ni beneficencia" sino "justicia social" y ha reclamado para los medios de comunicación "libertad suficiente" y sin recortes para denunciar estas injusticias. La Fundación CODESPA es una organización con 27 años de experiencia en cooperación internacional para el desarrollo, cuya presidencia de honor ejerce el príncipe, quien ha hecho hincapié en la apuesta que hace mucho tiempo hizo esta entidad por la denominada Responsabilidad Social Corporativa. Así, ha constatado como un "gran avance" en la evolución de las relaciones entre empresa y sociedad la "promoción del respeto, el diálogo y la solidaridad buscando una relación equilibrada y armoniosa entre los intereses comerciales y las necesidades sociales prioritarias de los países menos desarrollados". Y ha reafirmado el valor del "esfuerzo altruista" y la "entrega, iniciativa y profesionalidad" de los premiados, a los que se reconoce para estimular iniciativas que buscan "respuesta eficaces" a los problemas que padecen los colectivos más vulnerables. En este sentido, ha asegurado que los candidatos "son un claro ejemplo de que se puede operar en los países en desarrollo con motivaciones ligadas no sólo a beneficios económicos, sino a también al bienestar de las poblaciones con las que trabajan".

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie