Imagen 8/9
Una torre de la catedral de Santiago tiene una inclinación de 40 centímetros

Una torre de la catedral de Santiago tiene una inclinación de 40 centímetros

Una de las torres de la catedral de Santiago de Compostela tiene una inclinación de unos 40 centímetros, una situación que "no reviste peligro", pero que pone de manifiesto las graves deficiencias en el mantenimiento de ese monumento, según ha informado el arquitecto Javier Alonso.Filtraciones de agua, tapiado de puertas y cierre de ventanas innecesarios que han impedido la ventilación, utilización de hormigón y otros materiales dañinos, son algunos de los trabajos que han contribuido a degradar ese templo católico inscrito en la lista del Patrimonio mundial de la Unesco. Según cálculos de la fundación encargada de llevar a cabo un programa de restauración de la catedral, serían necesarios unos 30 millones de euros para eliminar las filtraciones de agua y humedad, sustituir materiales por otros más idóneos y corregir deficiencias. El canónigo Daniel Lorenzo, encargado de asuntos culturales de la catedral, señaló que un estudio reciente indica que serían necesarios 1,5 millones de euros anuales para labores de mantenimiento, y apuntó que actualmente se destinan unos 300.000 euros. El arquitecto encargado del plan de restauración señaló que la inclinación actual de la torre sur de la catedral, es decir, la de la derecha mirando la fachada desde la plaza del Obradoiro, "ronda los cuarenta centímetros" y, si bien "tiene un poco de movimiento, no reviste peligro". Añadió que se trata de "movimientos reostáticos de asiento, que unas veces van para un lado y otras veces para otro", por lo que convendría instalar "mojones" para hacer un seguimiento.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie