Consejos para evitar fracaso escolar

Educación

Cómo potenciar el éxito académico de nuestros hijos

Buscar su éxito en la escuela, pero también evitar el tan temido fracaso escolar. Te contamos qué puedes trabajar como padre

por hola.com

No todos somos alumnos sobresalientes. A principios de esta semana, se hacía pública en muchos medios de información la carta que un director de Educación Secundaria enviaba a los padres justo antes de arrancar con el periodo de exámenes. El momento que más nervioso pone a nuestros hijos. Pedía, sobre todo, aplicar coherencia y tener sentido común .

La carta, que se puede buscar en Internet y aparece de forma casi inmediata, decía así: “Los exámenes de sus hijos comenzarán en breve y sé que todos están muy ansiosos porque desean que les vayan bien, es comprensible”. Así, “si su hijo o hija saca buenas notas, genial, pero si no lo hace, por favor, no le quite ni la dignidad ni la confianza en sí mismo. Dígale que no pasa nada, ¡es solo un examen!”.

A partir de aquí, nos surge entonces la duda: ¿podemos educar para conseguir que los alumnos obtengan resultados académicos excelentes?, ¿en qué consiste esa excelencia? Un tema que va de la mano del temido fracaso escolar- De ambos, hablamos con Sarah Ebery, directora de The English Montessori School (TEMS) de Madrid.

No te lo pierdas: Aprender a reconocer el Trastorno por Déficit de Atención en los niños

Aunque son muchas y muy diferentes las variables que influyen en el rendimiento académico, es importante que el proyecto educativo de nuestros hijos sea completo. Esto es “entregarle las herramientas necesarias para el logro de la excelencia en el camino de su vida: pensamiento positivo, metas, motivación, actitud y valores”. Así nos lo dice Sarah Ebery. Un trabajo que le corresponde tanto a los profesores como a los padres.

Al ser unos deberes que han de realizarse en equipo, le hemos pedido ayuda y consejos para potenciar el éxito escolar y evitar, por tanto, el fracaso escolar. Sin perder de vista lo que decía este director en su carta.

Sarah, ¿en qué consiste la excelencia académica? ¿En sacar siempre un sobresaliente?

No. La excelencia académica es fomentar en el alumno el amor por el aprendizaje para que dé lo mejor de sí mismo, no solo en los exámenes internos y externos, como los que puede encontrar en el colegio, sino en su vida en general.

No te lo pierdas: De la guardería al colegio: cómo conseguir que tus hijos se adapten a esta nueva etapa

Principales motivos de fracaso escolar

Para poder abordar un posible éxito académico, debemos entender de dónde viene o a partir de qué punto se genera el fracaso escolar. Y esto es, como nos confirma la experta, por no abordar de manera global la educación. Hay que “desarrollar la excelencia personal si queremos lograr la excelencia académica”. Unir la formación académica a la personal.

¿Cuáles son los principales motivos del fracaso escolar?

En la mayoría de los casos se debe a que no desarrollamos una buena rutina de trabajo o capacidades como la resiliencia. Esto genera desconfianza en el alumno al ver temas nuevos, problemas complicados de resolver y pruebas o exámenes que, por tanto, les causa ansiedad. Por eso, hay que fomentar un método holístico de la educación desde una perspectiva global, buscando el bienestar físico y emocional. De esta manera, aprenden a afrontar los retos.

En entrevistas que hemos realizado con anterioridad, se nos ha dicho de manera clara que es vital el tema de la resiliencia, ¿qué importancia tiene actualmente?

La resiliencia es lo más importante de todo. En nuestra vida actual estamos permanentemente enfrentándonos a diferentes retos y esta capacidad nos da el poder de sobrevivir y resolver con éxito cada una de las situaciones. En definitiva, es fundamental para una vida feliz en estos tiempos tan cambiantes.

No te lo pierdas: ¿Es recomendable cambiar a mi hijo de colegio?

Las 5 claves para evitar el fracaso escolar

Para saber cómo ayudar a nuestros hijos a lograr ese éxito académico del que hablamos, entendiéndolo como hemos visto, lo que nos sugiere Sarah Ebery es “motivar a los niños a dar lo mejor de sí mismos. Para ello, es fundamental felicitarles por su esfuerzo y no por sus resultados”. Esto es vital. El esfuerzo, al final, es lo que les apoya en la vida. Además, hay que crear un ambiente positivo que les haga crecer confiando en sí mismos. Pero veámoslo en cinco claves:

  1. Inteligencia emocional: es el factor más importante que debemos potenciar. Pero, ¿cómo lo hacemos? Inculcando una actitud responsable, pero también positiva. Ayudándoles a reconocer sus emociones y actuar en consecuencia. Y, sobre todo, actuando con empatía.
  2. Dirigir el pensamiento hacia unas metas determinadas, respetando los valores y talentos de cada niño. Esto tendrá efectos positivos sobre su esfuerzo y la construcción de su realidad personal.
  3. Lo que nos lleva a trabajar sus fortalezas: si reconocemos su talentos personas (y él también los ve), podremos potenciarlos. Esto es importante que se haga en casa, pero también que observemos que se hace en el colegio, de manera individual y reforzando su autoestima.
  4. La importancia de ser un equipo, demostrándoles que con su propia excelencia y esfuerzo, podemos aportar algo importante a la comunidad. Las metas son individuales, pero también existen las conjuntas. Como nos dice la experta, “en un barco unos ponen rumbo a su navío y otros lanzan la red para pescar”.
  5. Fomentar la mentalidad de logro y no de acción: hay que dejarles actuar para lograr sus propósitos. No podemos darles las cosas hechas, tienen que equivocarse y aprender.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie