Caída cabello postparto en las mujeres

Postparto

¿Debo preocuparme por la caída del pelo?

Una de las consecuencias del embarazo que más asusta a las mujeres es la pérdida de cabello. Te contamos por qué se produce, cuánto dura y qué puedes hacer para frenarla

por hola.com

Una de las cosas que más nos preocupa cuando vamos a convertirnos en madre es la caída del cabello. Aunque sea una cuestión estética, a todas nos gusta sentirnos bien y a gusto con nuestro cuerpo, algo que suele complicarse para la mayoría durante el postparto. Y nuestro pelo puede jugar en contra. Así, una vez damos a luz, podemos notar una pérdida de cabello más abundante de lo habitual. Tranquila, es normal y suele pasarle a la mayoría de las mujeres en los meses posteriores al nacimiento de tu bebé. Te contamos por qué se produce, cuánto dura y por qué no deberías preocuparte. La melena se recupera.

No te lo pierdas: ¿Cuánto tiempo se tarda en perder la barriga tras el embarazo?

No desesperes, incluso si ves que a otras mamás no les ocurre con tanta brusquedad. Ten en cuenta que todo dependerá también del tipo de cabello que tengas. Y esto vale incluso para el momento del embarazo, puesto que algunas lucen una melena como nunca, mientras que a otras se les vuelve el pelo quebradizo y sin brillo. Pero, por normal general, si lo que suelen caerse al día son entre 50 a 100 cabellos al día, en esta etapa se caerán muchos más. Y no, la razón no es la lactancia maternaEs uno de los falsos mitos que rodean la etapa del postparto. Tu bebé no te roba el cabello.

¿Por qué se produce la alopecia postparto?

La caída del cabello después del alumbramiento se produce por un desequilibrio hormonalComo todos los que has podido experimentar durante el embarazo. Así, en el periodo de gestación se produce mucha progesterona, que impide la caída del cabello. Por eso, tu melena permanece en una fase anágena, de crecimiento y se ve brillante, fuerte y sano. Quizás hasta crezca más rápido. Puedes notarlo incluso en las uñas.

No te lo pierdas: Así influye tu dieta a la hora de dar el pecho

Sin embargo, tras el parto, la progesterona cae drásticamente y empieza una fase de caída que nos lleva al pánico. La caída es rápida y no sucede de manera paulatina, sino que las hormonas se equlibran rápidamente y el cabello cae por momentos. Es lo que el Dr. Sergio Vañó, coordinador del Grupo Español de Tricología de la Academia Española de Dermatología y Veneorología (AEDV), llama “efluvio telógeno postparto, que se produce por ese cambio hormonal brusco y que nos lleva a una caída transitoria”. Y enfantiza: transitoria. Y sí, como confirma el Dr. Vañó, “es algo normal y les ocurre a todas las mujeres”.

Entonces, ¿cuándo debo preocuparme por la caída de pelo tras dar a luz?

La alopecia postparto es un proceso que tiene lugar a los dos o tres meses de dar a luz y no suele durar más de tres o cuatro meses. Al principio, será una caída masiva; después, se irá ralentizando. Sin embargo, tu cabello puede caer hasta después de un año. En este momento cuando el Dr. Vañó insiste en pedir consejo médico o “cuando no prolongándose tanto en el tiempo, la caída es muy intensa”.

No te lo pierdas: Tristeza o depresión postparto: ¿por qué aparecen?, ¿en qué se diferencian?

¿Cuál es el mejor tratamiento anticaída postparto?

El Dr. Vañó nos asegura que “el cabello se recupera de manera total transcurridos unos cinco o siete meses”. Y aunque “no existe tratamiento preventivo alguno”, verás que existen pastillas y lociones que prometen combatirla. Sin embargo, estamos ante un proceso fisiológico normal y natural que toda mujer experimenta una vez ha dado a luz y lo mejor que podemos hacer es cuidar, como siempre, nuestra alimentación.

El bulbo capilar se nutre de vitaminas y minerales que recibe a través de la sangre y una dieta saludable y muy equilibrada es el primer paso para que esta caída sea lo más mitigada posible y no te lleve a una preocupación obsesiva. Por ello, aumenta el consumo de frutas, verduras, lácteos y cereales, con especial atención a los que son ricos en ácidos grasos Omega 3 y vitamina B.

Además, intenta evitar tratamientos capilares agresivos -pues obtendrás el resultado contrario-, un uso excesivo de secador y plancha, prioriza los productos suaves, neutros e hidratantes y, como nos comenta el Dr. Vañó, si la caída es de verdad preocupante, “puedes disminuir la caída, que no eliminarla, con algunos tratamientos que luchan contra la alopecia androgénica femenina y efluvio telógeno crónico, como el minoxidil oral, o un plasma rico en plaquetas”.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie