apnea-sueno-ninos

Salud Infantil

Si tu hijo ronca, puede estar sufriendo apnea del sueño infantil

Es un trastorno que se debe detectar lo antes posible para evitar problemas de salud en el futuro. Te contamos qué es y cuáles son los signos de alerta

por hola.com

Durante el sueño, todos los músculos de nuestro cuerpo se relajan. Todos, incluso, los de la nasofaringe; aquellos encargados de tener abierta la garganta para que el aire pueda pasar hacia los pulmones. Muchos niños tienen problemas estructurales en la boca que provocan que, a la hora de dormirel aire no tenga un correcto movimiento desde el exterior hacia la garganta, lo que da lugar a un ronquido. Si tu hijo ronca, puede estar dentro de este grupo de niños y sufrir lo que se denomina Síndrome de la Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS) y puede tener graves consecuencias para su salud.

Pérdida de atención o de memoria, ansiedad o, incluso, arritmias son algunas de esas consecuencias y, además, hay evidencia científica que relaciona la apnea con otros trastornos asociados a la noche como el sonambulismo o la enuresis nocturna. Suele aparecer en niños entre 1 y 6 años y es importante detectarla a tiempo para poner remedio.

¿Qué es la apnea del sueño infantil?

La apnea del sueño en los niños es una patología que está clasificada como trastorno respiratorio del sueño -entre los que se encuentran también la respiración bucal crónica o el síndrome de obstrucción de las vías respiratorias altas o la hipoapnea- que hace que, durante unos segundos (alrededor de unos 5 segundos), el niño se quede sin respiración produciendo un ronquido que puede ser leve o no. Estas cortas interrupciones de la respiración pueden llegar hasta las 400 veces cada noche.

Lee también: ¿Qué es el ruido blanco? ¿De verdad ayuda a dormir mejor?

Causas y síntomas de la apnea del sueño infantil

La causa principal de esta patología es de carácter bucodental -como las anginas hipertróficas, el frenillo lingual corto, posibles maloclusiones o problemas en la dicción y el paladar ojival (demasiado estrecho)- que produce que la respiración que se debería realizar por la nariz se realice por la boca. Entre sus síntomas, puedes detectar una posible apnea del sueño infantil en tu hijo si:

  • Se producen ronquidos a la hora de dormir.
  • Observas cansancio y somnolencia durante el día. Incluso, una falta importante de concentración.
  • Existe un desgaste excesivo de los dientes sin causa aparente o demasiadas caries.

Si detectas cualquiera de ellos, es importante que te pongas en manos de un especialista, pues la detección temprana es clave, como afirma la Dra. Romina Vignolo, de la clínica Boca a Boca Dental, con quien hemos hablado para conocer de cerca este problema.

Lee también: Roma, la hija de Laura Escanes, usa chupete sólo para las siestas, ¿es lo correcto?

¿La apnea infantil es una enfermedad?

No, la apnea infantil es un trastorno del sueño que consiste en que, mientras el niño está dormido, se queda sin respiración durante unos segundos y se produce el ronquido. Esto puede parecer algo normal pero no lo es ya que esta patología puede derivar en problemas más graves.

¿Existen pruebas concretas para detectarla?

Desde una consulta dental, podemos encontrar indicios en nuestro diagnóstico intraoral y extraoral. Suele estar asociado a lo que llamamos facies adeoideas. Sin embargo, las pruebas concretas para detectarlo las suele realizar el otorrino que puede detectar si existe un bloqueo en la garganta o en la nariz del paciente.

¿Se puede evitar de alguna forma?

Tratando la causa que provoca el bloqueo. En general, se trata de un tratamiento combinado entre el otorrino y el ortodoncista. Mejorando el paso de aire de las vías aéreas y corrigiendo maxilar y mandíbula para que crezcan en equilibrio y mejorando transversalmente el paladar y haciendo que la mandíbula se encuentre en su posición correcta.

Lee también: ¿Qué es la grafomotricidad y para qué sirve?

¿A quién debo acudir?

Al tratarse de niños lo más indicado es acudir al pediatra y este derivará a otros especialistas.

Si mi hijo ronca, ¿cómo identifico si es o no apnea infantil, son todos los ronquidos iguales?

El ronquido y la apnea del sueño son cosas diferentes, pero que a menudo están en el mismo individuo. El ronquido es el ruido que se produce por la vibración del velo del paladar y la campanilla durante la respiración. La apnea es el cese del paso de aire durante al menos 10 segundos; si ésta se repite en varias ocasiones a lo largo del sueño conllevará a una falta de oxigenación y entonces aparecerán unos síntomas durante el día.

¿Con qué frecuencia aparece esa apnea?

Lo más común es que aparezca cuando los niños tienen entre uno y seis años. Al ser tan pequeños es muy importante que se trate a tiempo ya que puede derivar en problemas más graves de corazón, por ejemplo, o de crecimiento.

Lee también: Enuresis nocturna: ¿cuándo dejará el pañal para dormir?

¿La apnea infantil es diferente a la que se produce en un adulto?

Sí, los adultos suelen presentar somnolencia mientras que en los niños es más probable que tengan problemas de conducta. La causa de base en adultos suele ser la obesidad, mientras que, en los niños, suele aparecer por problemas en las vías respiratorias como el agrandamiento de las amígdalas, alteraciones anatómicas en esta zona o infecciones que producen obstrucción nasal y deficiencia en el desarrollo del maxilar o mandíbulas poco desarrolladas que generan unas vías respiratorias restringidas.

¿Tiene efectos sobre el rendimiento escolar?

Actualmente se han encontrado relación entre la apnea obstructiva del sueño y algunos trastornos neurocognitivos como una falta de atención, hiperactividad, problemas de conducta, que afectan al rendimiento escolar.

¿Cuál es su tratamiento?

El tratamiento para la apnea del sueño infantil suele ser una tratamiento combinado entre el otorrino (extirpar amígdalas, adenoides...) y el tratamiento de ortodoncia que permite que el maxilar y mandíbula crezcan en equilibrio. La expansión del maxilar y avance mandíbular son tratamientos encaminados a mejorar el flujo de las vías aéreas superiores e inferiores y eliminar hábitos como la respiración oral.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie