Puedo contagiar a mi bebé dándole el pecho

Lactancia

¿Puedo seguir alimentando a mi bebé con leche materna si hay riesgo de contagio?

La COVID-19 ha supuesto un antes y un después en muchos aspectos, además de ser motivo de dudas y preocupación en todas las madres que deciden dar el pecho a sus hijos

por hola.com

La pandemia en la que nos vemos inmersos desde hace ya un año ha generado, desde el principio, muchas dudas y preocupación entre las mamás con niños pequeños, las futuras mamás y, sobre todo, en aquellas que se estrenan y han decidido dar leche materna durante los primeros meses de vida de sus bebés. La lactancia materna es una decisión que ya de por sí nos hace pensar y valorar las ventajas e inconvenientes y que, ahora, se le suma la incertidumbre ante la situación sanitaria actual.

Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como UNICEF recomiendan continuar dando el pecho o comenzar con la lactancia materna (si es el caso de un recién nacido) siempre que la madre se encuentre, en general, en buen estado de salud. Los beneficios de ello, se mantienen frente al virus:

  • Refuerzo del sistema inmunológico.
  • Suministro de todos los nutrientes que el bebé necesita en sus primeros meses de vida.
  • Refuerzo del vínculo entre la mamá y el bebé.
  • Reducir el riesgo de muerte infantil repentina, promover el desarrollo del cerebro y reducir el riesgo de alergias o sobrepeso, entre otros posibles problemas a medio y largo plazo.

Aún así, la COVID-19 ha producido cambios en la lactancia infantil y ha suscitado dudas que, aunque han sido contestadas por las autoridades sanitarias, se mantienen o aumentan ahora con la aparición de la vacuna.

El antes y el después de la lactancia

El impacto de la pandemia en la maternidad es un hecho objeto de numerosas investigaciones, tanto por organismos internacionales e independientes como otros organismos especializados en la lactancia materna. Así, en un reciente estudio realizado por Medela en varios países europeos -entre los que se encuentra España-, se ha observado que, aún a pesar de la pandemia, en nuestro país, se ha mantenido la confianza en la leche materna para el bebé, mientras que tan solo un 1% de las madres han decidido abandonarla a causa de ello.

Es más, contra todo pronóstico, un 9% ha incrementado la lactancia debido a la pandemia; quizás, entre otros motivos, sea por la flexibilidad que ofrece el teletrabajo. Sin embargo, las preocupaciones y preguntas que surgen y que, en algún momento de este último año, han sido variadas; respondemos a las que más se han repetido y que han sido las razones de este cambio.

Lee también: Dar el pecho a niños más mayores, ¿sí o no?

1.- ¿Puedo seguir dando el pecho aún a pesar de la pandemia y el riesgo de contagio?

Una de las preguntas que más se realizan las madres en periodo de lactancia materna directa es el posible riesgo de infección que conlleva y el posible contagio al bebé. Pero si tanto la madre como el recién nacido se encuentran bien y en perfecto estado de salud, sí se puede optar por la lactancia materna que, además, potencia el traspaso de anticuerpos de madre-hijo, reforzando, como hemos visto, su sistema inmunológico.

Eso sí, como afirma la Sociedad Española de Neonatología, “recomendamos extremar las medidas para la prevención de infección por microorganismos transmitidos por gotas y contactos”. Medidas, que, en realidad, deberían estar siempre presentes.

2.- ¿Si he dado positivo por COVID-19, puedo seguir dando el pecho?

La respuesta es, “a medias”. Sí puedes seguir dándole leche materna a tu bebé, pero lo mejor es seguir la recomendación tanto de la OMS como UNICEF: “lo mejor es extraerse la leche y dársela al bebé a través de un biberón”. La madre debe seguir aislada y no tener contacto con el bebé -como con cualquier otra persona- y extremar las medidas higiénicas en casa. Sin embargo, siempre hay que seguir las recomendaciones concretas de los médicos que te atienden.

Lee también: Estos son los beneficios de contar con un sacaleches para mantener la lactancia materna

3.- ¿Hay riesgo de contagio de COVID-19 a través de la propia leche materna?

Según las investigaciones realizadas hasta ahora, no hay evidencias de que el virus SARS-CoV-2 (COVID-19) se transmita a través de la leche materna.

Las dudas frente a la vacuna

Otra de las preguntas que más han surgido es si puedo o no vacunarme en el caso de estar dando el pecho o, en el caso de haberlo hecho, puedo darle al bebé lactancia materna directa. Una duda muy vinculada a la que ya dábamos respuesta en este artículo, de si las mujeres embarazadas deberían o podrían vacunarse, pues sí son un grupo de riesgo frente a la COVID-19.

Así, como nos confirman desde la Federación de Matronas de España (FAME), la vacuna contra la COVID-19 puede ofrecerse a una madre que está dándole el pecho a su bebé y, como afirma a su vez la OMS, “no es recomendable suspender la lactancia después de la vacunación”. Y es que, “parece razonable pensar que si la propia enfermedad es compatible con la lactancia, más lo será su vacuna que ni siquiera contiene el virus vivo”.

Como indican desde la propia FAME, “no encontramos datos publicados sobre su excreción en leche materna ni de sus efectos en la lactancia o en los lactantes. Y aunque las madres lactantes han estado excluidas de todos los ensayos realizados, es altamente improbable que los componentes de las vacunas contra la COVID-19 puedan excretarse en leche materna y, en cualquier caso, serían digeridos en el intestino del lactante”. Por tanto, la vacuna ni debería impedir el inicio de la lactancia ni tampoco suspenderla.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie