vista-ninos

Salud Infantil

Estas son las señales que te indican que tu hijo no ve bien

Con un año a nuestras espaldas en el que hemos abusado del uso de pantallas, vigilar la salud de nuestros hijos se convierte en unos deberes importantes que, como padres, debemos atender

por hola.com

En la actualidad, extremar las medidas de protección frente a la pandemia es de vital importancia, sobre todo, si tenemos niños en casa y acuden al colegio. Sin embargo, no debemos descuidar otros aspectos de su salud que, quizás, se vean resentidos precisamente porque focalizamos nuestros esfuerzos en asegurarnos de lo primero. Entre ellos, uno muy importante: su salud visual.

Y es importante porque el esfuerzo que hemos realizado con nuestros ojos durante el año pasado puede que les pase factura (muchas pantallas de ordenador y tablets, por ejemplo, para seguir las clases online o, incluso, como medida de ocio para estos meses), sabiendo, además, que la visión juega un papel vital en la relación de los niños con su entorno y en su aprendizaje. De ahí que los expertos nos recomienden visitar este año sin falta a un especialista, porque la revisión es la forma de prevenir que aparezcan problemas visuales o anomalías y que, al detectarlas lo antes posible, podamos ponerles remedio y minimizar sus consecuencias.

Además, en la recién presentada XXI Campaña Escolar en Favor de la Salud Visual Infantil presentada por la Fundación Afflelou, se alerta de que en el 30% de los casos de fracaso escolar están los problemas visuales no diagnosticados. Por tanto, si ves que tu hijo tiene un bajón repentino de su rendimiento escolar, puede que no vea bien.

Las molestias más habituales durante este periodo están relacionadas con un empeoramiento de la visión lejana, molestias como la sequedad o los dolores de cabeza cuando se practican actividades como hacer los deberes.

Lee también: ¿Qué les pasa a tus ojos si no los proteges del sol?

Para ayudarnos a detectar estos posibles problemas de visión, hemos hablado con Mariano González, doctor (Ph.D.) en Óptica, Optometría y Visión, especialista en detectar anomalías con la visión y supervisar la terapia visual, quien asegura que “durante la pandemia, los niños han modificado sus hábitos con respecto a los dispositivos digitales, han pasado largos periodos de tiempo frente a móviles, tabletas y ordenadores y no siempre utilizándolos de manera correcta. Así, hemos detectado un aumento de consultas en nuestros centros y muchos efectos negativos de este periodo”.

Signos de que mi hijo no ve bien

Entre los signos que podemos apreciar fácilmente en casa están:

  • Un signo claro es cuando tu hijo se acerca demasiado a los libros, pantallas o cualquier otro objeto. Puede ser síntoma claro de miopía, aunque entre los 5 y los 7 años es difícil detectarla, por la acomodación del ojo.
  • Los niños suelen frotarse los ojos con mucha frecuencia. En realidad, es un mecanismo reflejo que tienen, como el parpadeo, con el que estimulan el lagrimeo y mitigan la sensación de sequedad. Sin embargo, un parpadeo excesivo, puede indicar una sequedad que puede empezar a darle problemas.
  • Le cuesta mucho hacer sus deberes. Y es que, el trabajo que trae del colegio nos puede dar muchas pistas de la salud visual de los niños. En concreto: a) se sale mucho al colorear un dibujo, b) se tuerce mucho al escribir o c) se salta líneas completas al leer.
  • Tu hijo tiene excesiva sensibilidad a la luz o, al final del día, sufre molestias o dolores de cabeza. Puede ser un síntoma claro de forzar demasiado la vista.

Lee también: Juegos muy divertidos para trabajar las habilidades visuales de los niños

Para profundizar aún más en el tema y ayudarnos a cuidar la salud visual de nuestros hijos, el Dr. González nos explica quizás uno de los más difíciles de detectar: los dolores de cabeza asociados a un problema visual: “Los más pequeños no tienen referencias visuales con las que comparar y, por eso tenemos que estar atentos a otras señales que pueden indicar un posible problema visual. Algunas son muy muy claras, como cuando se frotan los ojos o los guiñan en exceso. En otros casos necesitamos observar a los niños durante días para determinar si, por ejemplo, un dolor de cabeza es ocasional o se ha convertido en una pauta. Además, los dolores de cabeza relacionados con la visión suelen ceder con el descanso y ser más intensos a final del día”.

Cuándo es aconsejable revisar la vista de tu hijo y a partir de qué edad

El Dr. González afirma que los exámenes visuales son esenciales para detectar defectos visuales como la miopía. Los pediatras evalúan aspectos generales de la visión en sus revisiones periódicas y “a partir de los 3 años, los profesionales de la visión especializados pueden hacer un examen visual completo y en general, deben revisarse la vista periódicamente a partir de los 5 años, cuando el ojo está formándose y aún es posible prevenir la aparición de problemas visuales o, si ya existen estas anomalías, conseguir que aumenten lo menos posible poniendo una solución temprana”.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie