que-beber-embarazo

Embarazo

¿Puedo beber café o té si estoy embarazada?

Es una de las primeras preguntas cuando nos enteramos de que vamos a ser mamás. Resolvemos todas tus dudas y te adelantamos que hay alternativas

por hola.com

En nuestro país, nueve de cada diez personas consumen café a diario. Es más, el 60% de las mujeres embarazadas se declaran adictas a la cafeína y, cuando se enteran de su estado, saltan todas las alarmas: entonces, ¿ya no puedo beber mi adorado café de cada mañana? La respuesta es sí, pero con matices.

El consumo de café durante el embarazo no está completamente prohibido, pero casi. La razón es que la cafeína que contiene atraviesa la placenta y llega a nuestro bebé, por lo que la recomendación general es limitar su ingesta para evitar sus efectos nocivos, no solo para el bebé en gestación, si no también para nosotras. Te explicamos el motivo.

¿Por qué no puedo tomar cafeína durante el embarazo?

Para dar respuesta a esta pregunta debes saber cómo funciona la cafeína en nuestro cuerpo. Después de su ingestión, suele tardar entre unos 30 y 45 minutos en distribuirse por el agua corporal, metabolizarse y excretarse a través de la orina, pero su vida en nuestro cuerpo es de hasta 4 horas. Sin embargo, durante el embarazo, este proceso se ralentiza. De ahí que haya que reducir su consumo o, incluso, sustituir el número de cafés que bebemos al día por bebidas más saludables o, simplemente, por agua. Por tanto, no está prohibida, pero sí debemos reducir al máximo su consumo.

Para aclararnos un poco más sobre el tema, hemos hablado con Vanesa León, asesora nutricional en Biogran y nutricionista en Cupper Tea, que nos pide distinguir, de primeras, entre el café o té, las infusiones y los rooibos (para buscar alternativas, por supuesto):

  • Las hojas de té contienen cafeína.
  • Las hojas que se utilizan para elaborar infusiones, no se extraen de hojas de té, sino de otras plantas, pero habría que saber de cuáles para ver si se pueden consumir o no durante el embarazo.

Con estas dos premisas, le preguntamos: ¿es recomendable eliminar la cafeína y teína durante el embarazo? ¿Cuál es el motivo?

Tenemos que partir del punto de que bebidas como el café, el té e, incluso, el mate contienen cafeína. Se trata de un estimulante natural del sistema nervioso que es capaz de atravesar la barrera placentaria. Este es el motivo principal. Por ello, la recomendación general es reducir su consumo al máximo y, si puede ser, eliminarlo.

Sin embargo, algunas mujeres están acostumbradas a la inclusión de este tipo de bebidas a diario antes del embarazo, sobre todo, para despejarse por la mañana y prefieren no renunciar a ello. En este caso concreto, una opción a medio camino podría ser elegir un té blanco ecológico, ya que nos aporta cierta cafeína, pero no tanto como el té verde, negro o el café y, así, conseguimos reducir su consumo.

¿Qué riesgos existen al mantener un consumo elevado de cafeína durante el embarazo?

La cafeína es un estimulante y, por tanto, pueden darse algunas complicaciones:

  • Elevar demasiado la tensión de la madre, algo nada recomendable si se está embarazada.
  • Puede causar acidez estomacal, otro de los problemas más frecuentes durante la gestación.
  • Además, pueden aparecer problemas de insomnio.

Para el bebé, por su parte, si existe un consumo elevado, existe un mayor riesgo de aborto y parto prematuro.

Lee también: Estos alimentos y bebidas te ayudarán a sobrellevar las náuseas durante el embarazo

¿Cuánto café puedo beber si estoy embarazada?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el máximo de consumo en embarazadas es de 300 mg al día. Sin embargo, el Colegio Estadounidenses de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) reduce esta cantidad hasta los 200 mg al día. Y, en esta cantidad, entra toda la cafeína: la que contiene el chocolate negro, las bebidas gaseosas, etc. De ahí que, lo mejor, sea reducir al máximo su consumo. Porque, atención, no solo hablamos del café, sino de otros alimentos que contienen cafeína, como pueden ser algunas bebidas gaseosas o deportivas, el té o, incluso, el chocolate.

Sin embargo, nos surgen más dudas acerca del consumo de cafeína, ya no solo durante el período de gestación, sino después y de las posibles alternativas que tenemos, por lo que volvemos a preguntarle a León.

Y después del embarazo, durante la lactancia, ¿también deberíamos eliminar su consumo o reducirlo al máximo?

En esta etapa disminuye el riesgo. Sin embargo, de nuevo, lo ideal es reducir al máximo también en este periodo la parte de esa cafeína que pasa a la leche materna y podría llegar al bebé, porque pasa cierta cantidad, y su organismo no está preparado para metabolizarla y excretarla a la velocidad a la que lo hacemos los adultos. Pero insisto, para las mujeres que no desean renunciar a su café o té de cada mañana, de forma moderada, una sugerencia sería espaciar al máximo su consumo con respecto a la siguiente toma.

Lo que sí podemos consumir son infusiones ¿verdad?

Hay que tener en cuenta que las plantas medicinales, por el hecho de ser productos naturales, no tienen por qué ser inocuas. Durante el embarazo, se pueden utilizar algunas infusiones de plantas, pero siempre con moderación, tanto en cantidad como en concentración.

¿Qué beneficios puede aportarnos su consumo durante el embarazo?

La ventaja que tiene una infusión es mayoritariamente que está hecha a base de agua. Y este es el nutriente más importante y básico para mantener un buen estado de salud en todas las etapas de la vida. Por eso, las infusiones nos ayudan a cubrir los requerimientos de agua diarios. Además, algunas plantas nos ofrecen beneficios extra: nos ayuda a la relajación, a la digestión y a fortalecer las defensas. Pero siempre con moderación en esta etapa.

Lee también: Estoy embarazada, ¿puedo practicar cualquier deporte?

¿Qué ingredientes debe contener una infusión para este periodo de embarazo o lactancia?

En realidad, el principal inconveniente es que muchas infusiones y plantas medicinales no han sido estudiadas durante el embarazo, por lo que, en realidad, no tenemos datos suficientes para poder hacer una recomendación precisa.

Entre las que sí se han estudiado están la manzanilla o el rooibos, por ejemplo, y han demostrado ser seguras en cantidades moderadas. Si además, buscas que sean de cultivo ecológico -para que no contengan ni restos de pesticidas ni herbicidas inorgánicos-, la elección es aún mejor. En esta etapa de tu vida, el embarazo, la alimentación ecológica en general cobra especial valor.

¿Algún ingrediente para consumir con nuestra infusión o momento recomendable?

Eliminar la leche (si lo tomas con leche) o añadirle jengibre, ya que la monografía de la ESCOP (European Scientific Cooperative On Phytotherapy) recoge la indicación del rizoma de jengibre para prevenir las náuseas y vómitos del embarazo -siempre bajo supervisión médica-, por lo que en cantidades moderadas, se puede incluir este ingrediente botánico.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie