tristeza-postparto

Postparto

Tristeza o depresión postparto: ¿por qué aparecen?, ¿en qué se diferencian?

Lo que se supone que es uno de los momentos más felices en la vida de una mujer, el nacimiento de un hijo, se ve eclipsado en muchas ocasiones por la aparición de la tristeza posparto. ¿Qué factores la provocan?

por Terry Gragera

Tener un hijo es un carrusel de vivencias y emociones difícilmente repetibles. Es una experiencia única que, sin embargo, se ve empañada para algunas mujeres con un sentimiento de tristeza incómodo e inesperado. Esa etapa de mayor vulnerabilidad emocional de la madre, con fatiga, desmotivación, ansiedad y preocupación excesiva por el estado del bebé se denomina tristeza posparto, disforia posparto o baby blues.

Lee más: Cómo entender los primeros días como madre 

Hormonas y otros factores

Como en muchas otras ocasiones, las hormonas están detrás de esta situación, pues el posparto es una etapa de muchos cambios en este sentido. “Las hormonas que estaban altas durante la gestación (gonadotropina corial, lactógenoplacentario,  estrógenosprogesterona ) sufren una caída en sus niveles tras el nacimiento del bebé y el alumbramiento de la placenta”,  explica Esther Ramírez Matos, psicóloga especialista en perinatalidad y terapeuta familiar.

Pero, además de este factor, no hay que olvidar la importancia de otros en la aparición de este cuadro, como el tipo de parto (si ha sido traumático para la mujer) o haber sufrido depresión durante el embarazo

Diferencias entre tristeza posparto y depresión posparto

La tristeza posparto dura unos días y como máximo dos semanas. Es un estado transitorio tras el nacimiento del bebé que, afortunadamente, se resuelve solo. Así, la diferencia principal con la depresión posparto es la duración de los síntomas y la intensidad de los mismos.

En la depresión posparto puede aparecer, según relata la experta, tristeza, culpa por haber tenido al bebé, sensación de no ser buena madre, dificultades para dormir o mucha somnolencia, preocupación extrema por el niño, ansiedad e ideas de desaparición.

La depresión posparto no se va sola, sino que precisa de un buen diagnóstico y abordaje. “Llama la atención que siendo la enfermedad materna más frecuente esté infradiagnosticada”, recalca Esther Ramírez, que es docente en IESMP (Instituto Europeo de Salud Mental Perinatal) y autora del libro Psicología del Posparto (Ed. Síntesis). Hay que evaluar si la madre necesita medicación para salir de ese estado (la hay compatible con la lactancia) y ofrecer una terapia psicológica y la ayuda de una red social cercana.

Gestionar la culpa por la tristeza posparto

Además de sentirse tristes, las madres recientes que pasan por estos episodios de baby blues suelen experimentar mucha culpa por no poder vivir un momento tan intenso de la manera esperada.

“Es la idealización de la maternidad que se vende socialmente la principal responsable de que una mujer recién convertida en madre se sienta culpable si está mal”, subraya la psicóloga. “Supuestamente, el nacimiento de nuestra criatura ha de ser el momento más feliz de nuestras vidas, hemos de sentirnos pletóricas e inmediatamente enamoradas de ella, la maternidad ha de ser lo más hermoso de nuestra vida”, recalca.

Sin embargo, para muchas mujeres, la reciente maternidad es mucho más difícil. “Lo primero que debemos hacer es plantearnos qué responsabilidad tenemos como sociedad de que las madres se sientan culpables si no están felices, cuánta invisibilidad existe sobre los trastornos mentales en la maternidad y lo poco o nada que acompañamos a las mujeres que no presentan esa imagen idílica de madre amorosa y feliz”, concluye la docente de IESMP.

Cómo ayudar a una madre con tristeza posparto

La mujer que está pasando por una tristeza posparto necesita ayuda para gestionar esas emociones. Lo primero es que ella misma entienda que se trata de algo normal que puede suceder tras dar a luz.

Con respecto a las personas que la acompañan, ¿cómo pueden colaborar? “Escuchando, estando presentes de verdad, preguntando qué necesita y en qué pueden ayudarla”, recomienda la psicóloga. Además, aconseja respetar las decisiones maternas sin cuestionarlas y dejar a un lado ideas prefijadas sobre lo que debería estar sintiendo para validar lo que realmente tiene en su interior. En el caso de que hubiera síntomas llamativos, Esther Ramírez aconseja buscar ayuda profesional.

Lee más: Depresión posparto, qué es y cómo afrontarla

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie