como-conseguir-ninos-duerman-en-su-cama

Cuentos para dormir

¿Quieres saber cómo conseguir que tus hijos duerman solos en su cama?

No es nada fácil y no hay una receta mágica, pero todas las herramientas a tu alcance son válidas. Aquí te contamos cuál es la última que hemos encontrado

por hola.com

Conseguir que los niños duerman solos en su cama no es siempre una tarea fácil. Muchos de ellos se despiertan en mitad de la noche y se meten en la tuya; esto, si has conseguido que, al menos al principio, se vayan a dormir a su cama (que ya es un paso importante). Y es que, todos ellos, prefieren pasar la noche cerca del calor de sus padres y sentir la seguridad de tenerlos a su lado. Estas son dos de las razones por la que los más pequeños prefieren dormir con sus padres: bien por temores, bien por necesidad de afecto. No te preocupes, son consecuencia de un proceso de desarrollo normal que puede superarse.

Para ello, los pasos a seguir deben ser tres y no debe darse el segundo sin haber conseguido el primero. Y lo mismo con el tercero. Por eso, la paciencia es vital:

  1. Conseguir que nuestro hijo se acueste y duerma en su propia cama, al menos, de manera inicial.
  2. Conseguir que, si se despierta, no acuda a tu habitación.
  3. Conseguir que se duerma solo en su propia cama, sin la necesidad de tenernos como compañía.

Para realizarlos con éxito, no está de más que, además de instaurar una rutina idéntica para todos los días, buscar que esta sea relajante y divertida. Y, en ese punto, es donde hemos descubierto el trabajo de J.S. Pinillos, que publicó sus primeros cuentos para adultos hace tiempo y que, este mes de febrero, ha lanzado uno para los más pequeños, con el que intenta fomentar, precisamente, ese aspecto: que irse a la cama y dormir solo sea algo divertido; Mi Camita. Con él podrás enseñar a tu hijo cómo irse a dormir solo.

Lee también: los trucos de Laura Escanes para dormir a su pequeña Roma

Ayuda basada en una historia real

Para ello, se ha basado en la historia real de una niña y su cama (en realidad, es más cariñoso; una niña y su camita). Esta niña aprendió que durmiendo cada noche en su cama era muy feliz, porque allí le esperaba un mundo de experiencias para descubrir. Porque dormir es toda una aventura. El cuento sirve además como un apoyo más para vencer y superar otros miedos infantiles, como puede ser el miedo a la oscuridad o las temidas pesadillas. Al fin y al cabo, “se trata de profundizar en los aspectos positivos relacionados con el momento de ir a dormir”.

Lee también: 10 libros para conseguir que los niños concilien el sueño

Decálogo para que los más pequeños quieran ir a su cama

De una manera cariñosa y sencilla, Mi Camita (Edición Destino) le sabe contar a tu hijo cómo irse a la cama, qué le espera si se acuesta, duerme y descansa, pero de una manera perfecta y muy visual, mientras que a ti, como padre, te da algunos consejos prácticos:

  • Enseñarles a que hagan su cama. Está claro que, al principio, tendrás que hacerla tú después, pero es importante que aprendan ellos solos, que la conozcan y establezcan una relación con ella.
  • Mantener la cama siempre limpia. Eso significa que no se debe comer encima de ella ni poner los pies sucios encima ni tratarla mal, es decir, nada de saltar encima. Deben asociar la cama con el lugar de descanso.
  • Por eso, es importante que no utilicen la cama durante el resto del día.
  • Ir todos los días a la cama a la misma hora.
  • Crear una rutina relajante en torno a este proceso, como un baño caliente, cantar una suave canción o leer un libro. De ahí que el autor de Mi Camita encuentre en las páginas que ha creado una doble ayuda
  • Puede llevarse algún juguete que le ayude a dormir, con el que se sienta protegido sin la necesidad de que estés a su lado.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie