deporte-mejor-cerebro

Los niños más deportistas tienen cerebros más grandes

Así lo confirman los investigadores de la Universidad de Granada en un estudio realizado dentro de su proyecto ‘ActiveBrains’, en el que han participado más de 100 niños con sobrepeso u obesidad.

por hola.com

El deporte es saludable a cualquier edad. Es una afirmación que todos damos por cierta, porque lo es, pero que podríamos matizar añadiendo que, además de saludable, es recomendable y necesario. El último estudio de la Universidad de Granada así lo confirma. Su reciente trabajo demuestra que los niños con mejor forma física tienen cerebros más grandes, con lo que el deporte sería beneficioso a nivel global.

Los investigadores que lideran el proyecto ActiveBrains, en el que han participado más de 100 niños con sobrepeso u obesidad, aseguran que los niños con mejor forma física tenían mayores volúmenes totales cerebrales que los niños con peor forma física. Esto es porque tanto la capacidad aeróbica como la fuerza o la velocidad estarían relacionadas con la cantidad de materia gris y blanca del cerebro en niños con sobrepeso u obesidad. Además, una mayor cantidad de materia blanca en el cerebro está igualmente relacionada con un mayor rendimiento cognitivo., en concreto, mayor flexibilidad cognitiva y función ejecutiva.

Así, este trabajo, publicado en la revista Scandinavian Journal of Medicine & Science in Sports, revela que los niños que fueron clasificados como en forma tenían mayor cantidad de materia gris, materia blanca y, en general, cerebros más grandes que aquellos niños que fueron agrupados como en baja forma. Pero, ¿a qué llamamos niños en forma y niños en baja forma? Para entender esta diferencia y el estudio en general, nos hemos sentado con Cristina Cadenas-Sánchez, investigadora postdoctoral del grupo de investigación PROFITH de la Universidad de Granada y autora principal del trabajo, quien afirma: “Nuestra investigación demuestra la importancia de tener una buena forma física en edades tempranas para un mejor desarrollo cerebral como es la infancia”

Lee también: ¿Por qué es importante que los niños hagan deporte antes de la adolescencia?

Cristina, ¿qué es eso de niños en forma y niños en baja forma? ¿Qué criterios se utilizan para esta clasificación?

En el momento de realizar el estudio, para saber si un niño estaba en forma o en baja forma, lo que hicimos fue dividir a la muestra por la mediana; es decir, la mitad de los niños con peor puntuación se consideró que tenían baja forma física y la otra mitad con mejor puntuación se consideró que esta en forma.

Esto tiene una ventaja principal: se compara a los niños con compañeros suyos viviendo en un mismo contexto, en lugar de compararlas con otros grupos de población en los que el nivel de forma física (también conocido como condición física) podría variar por un sinfín de factores.

Para entender todos los términos de tu estudio: la capacidad aeróbica, la fuerza y la velocidad serían los tres tipos de actividad relacionadas directamente con el tamaño de la materia gris y blanca del cerebro, ¿eso quiere decir que solo este tipo de deportes que potencian o se centran en este aspecto son los que mejoran la salud de nuestro cerebro?

No, no se puede decir que sólo esas actividades o deportes que trabajan ese aspecto podrían ser aptas o no. Lo que hemos evaluado son los componentes de la condición física más importantes, estando relacionados con mayor volumen del cerebro. Por tanto, con nuestro trabajo fomentamos que se establezcan programas de ejercicio que puedan trabajar estos componentes evaluados: capacidad aeróbica, fuerza y velocidad, pues sabemos que pueden tener relación con la salud cerebral.

Sin embargo, también hay que considerar que los distintos componentes de condición física están relacionados. Por ejemplo, no se puede ser veloz si no se tiene fuerza y resistencia suficiente. Por eso, el ejercicio global siempre fomentará el desarrollo de distintos componentes de la condición física y esto parece ser beneficioso para la salud cerebral.

¿De qué tipo de actividades o deportes estaríamos hablando entonces? ¿El ajedrez, por ejemplo, nos vale en este aspecto?

Como comentaba anteriormente, lo ideal es realizar actividades que sean completas, que integren tanto capacidad aeróbica, como fuerza y velocidad-agilidad. El ajedrez, por ejemplo, no entraría en el tipo de actividad que hemos estudiado, lo cual no significa que no estimule el cerebro, pero, en nuestro caso, hemos estudiado la necesidad de ser activos y de hacer ejercicio físico. El ajedrez no se considera en sí ejercicio físico, al no producir un incremento suficiente del gasto energético y, por tanto, está fuera de nuestro ámbito de estudio y de nuestro objetivo en esta investigación.

Lee también: Con estos juegos y actividades, lograrás que tus hijos hagan ejercicio en casa

Una investigación que vendría a confirmar, según palabras de Francisco B. Ortega (otro de los investigadores principales del proyecto), que “durante el envejecimiento, el cerebro se va encogiendo y el ejercicio físico y una buena condición física pueden atenuar este proceso fisiológico. Sin embargo, en el polo opuesto de la vida -la infancia, donde el cerebro está en crecimiento y desarrollo-, mantener buenos niveles de condición física está ligado a un mayor desarrollo cerebral total”. 

Por tanto, siguiendo los resultados del estudio, es importante empezar a edades tempranas con la actividad física, ¿qué edad sería recomendable?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) nos marca ya recomendaciones de actividad física a seguir desde incluso antes del año en el que el niño o niña empieza a gatear. Desde ese momento, podríamos estar estimulándole de alguna manera y otra a ser activos.

Por último, una pregunta que se hacen muchos padres en cuanto a la actividad física de sus hijos, ¿es bueno o recomendable llenar a los niños de actividades físicas y deportivas hasta el punto de empezar con un alto rendimiento en edades tempranas?

Esta pregunta depende de factores personales. Desde el punto de vista de la investigación que desarrollamos, estudiamos el efecto que tiene una mejor condición física sobre la salud cerebral. Hay muchas formas de conseguir una mejor condición física, y no es necesario el deporte de alto rendimiento para ello.

Desde mi punto de vista personal, el deporte debe ser motor de valores a lo largo de la vida, y esos valores cambian con la edad de las personas. En una primera etapa, como la que estamos hablando, el deporte debe buscar fomentar las aptitudes físicas y mentales, facilitar la adquisición de hábitos saludables y fomentar la socialización y competición de forma sana

Lee también: Los mejores deportes para practicar en familia

Por tanto, no entiendo el deporte de alto rendimiento en edades tempranas, puesto que el alto rendimiento tiene como objetivo final conseguir marcas en determinadas especialidades. En estas edades, durante la niñez, es importante que el niño o niña vean el deporte como algo divertido para, así, crear adherencia y que no acaben odiándolo. Para ello, es importante elegir una actividad que le motive, le guste y le haga feliz. Pero es simplemente mi opinión personal y, por supuesto, no es aplicable a la circunstancia de cada persona.

Este trabajo se engloba dentro del departamento de Educación Física y Deportiva de la Facultad de Ciencias del Deporte, el Instituto Mixto Salud y Deporte (iMUDS) y al Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC), los tres pertenecientes a la Universidad de Granada (UGR).

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie