Niño youtuber

Educación

'Mamá, quiero ser youtuber'

Los deseos profesionales de los más pequeños están cambiando. Ya no solo sueñan con llegar a la luna o llenar estadios, ahora muchos niños y adolescentes manifiestan que quieren ser 'youtubers' o 'influencers'.

por Terry Gragera

Los niños de estas nuevas generaciones han nacido con un like bajo el brazo. Por eso muchos de ellos sueñan con dedicarse profesionalmente a las redes sociales. No es extraño que expresen abiertamente que quieren ser youtubers influencers. ¿Cómo deberían reaccionar los padres ante este deseo?

Es importante descubrir la verdadera motivación que los lleva a expresar esta intención. ¿Lo han oído en otros compañeros? ¿Se dejan llevar por lo que aparece en las redes sociales? ¿Esperan una vida distinta? "Con un 'anda, qué interesante' o '¿por qué me dices eso?' podemos abrir un diálogo constructivo con nuestros hijos, gracias al cual poder indagar en la motivación última de dicha afirmación", aconseja Esther Rincón, profesora del Departamento de Psicología y Pedagogía de la Facultad de Medicina CEU San Pablo. "Ello siempre dentro de un clima de acercamiento y validación de las emociones que nos están presentando y de la lógica que subyazca a las mismas", concreta.

Lee más: ¿Está tu hijo enganchado a los videojuegos?

¿Por qué sueñan con dedicarse a las redes sociales?

La mayoría de niños y adolescentes tiene una imagen desvirtuada de lo que supone trabajar en las redes sociales como youtubers o influencers. "Asocian el desempeño de estos perfiles con la obtención de fama, reconocimiento social, regalos e invitaciones a distintos eventos, junto a una elevada remuneración económica, y todo ello con una escasa dedicación y esfuerzo. Es decir, obtienen mucho, sin tener que esforzarse apenas", enumera la experta, que además es directora del Máster en Innovación y Salud Digital de la misma universidad.

Si esta es la motivación principal, como padres habría que reflexionar sobre los valores transmitidos a los hijos. Los padres, como figuras de apego fundamentales, son también verdaderos influencers para sus hijos y deben ser un modelo de conducta. Si principalmente quieren obtener mucho sin esforarse demasiado, es tarea de los progenitores explicarles que "llegar a ser un destacado youtuber influencer requiere no solo aptitudes específicas sino también una notable inversión de tiempo, por lo que no es tan 'grautito' como los jóvenes y adolescentes piensan", aclara Esther Rincón.

Revisar con sentido crítico

"Lo perjudicial para nuestros jóvenes es la creencia de que el éxito, la fama y la fortuna se alcanzan sin esfuerzo alguno, solo porque uno decide desarrollar un rol determinado, en este caso el de youtuber o influencer", destaca la profesora. En este sentido, es muy importante que el niño aprecie en su entorno cercano la cultura del trabajo y de valores como la tenacidad, la persistencia, la dedicación, el esfuerzo, la superación y la responsabilidad.

Los youtubers ejercen mucha influencia entre los niños y adolescentes y, en este sentido, la experta recomienda desarrollar el sentido crítico desde la familia para que no crean ciegamente todo lo que ven en las redes sociales.

Estudiar para ser youtuber

Además de las aptitudes innatas para dedicarse a las redes sociales, si el niño o el adolescente deciden encaminarse por esta vía deberían formarser adecuadamente. "Para ser considerados profesionales, los youtubers o influencers deben ejercer su profesión con responsabilidad y con nociones claras del marco legal y ético que les compete", indica Esther Rincón. "Como cualquier otro profesional, por tanto, se enriquecerán de la formación reglada de calidad para adquirir aquellos conocimientos y destrezas que implica el desempeño de su labor", asegura.

Por lo tanto, puede ser un futuro profesional más, pero basado en el esfuerzo y la formación previa para dominar un mundo cambiante y mucho más complejo de lo que parece a golpe de pantalla.

Lee más: Cómo fomentar el pensamiento crítico en los niños

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie