Anticoncepción y lactancia

Embarazo

Anticoncepción y lactancia: ¿puedes quedarte embarazada dando el pecho?

La mujer puede volver a ser fértil antes de que acabe su periodo de lactancia, por eso conviene conocer qué métodos anticonceptivos son los adecuados para esta etapa.

por Terry Gragera

Dar el pecho no impide el embarazo, o no de forma absoluta. Puede haber un nuevo embarazo aunque la madre continúe con lactancia materna e incluso si no le ha vuelto a venir la regla desde el parto.

"El tiempo de recuperación de la fertilidad es muy distinto de una mujer a otra. Durante los primeros 50 días después del nacimiento hay un período de infertilidad. A partir de allí, va a depender de si se da el pecho de forma exclusiva o no, de la edad del bebé y de la aparición de la menstruación", indica Laia Aguilar, comadrona, experta en lactancia certificada IBCLC y jefa médica de LactApp. 

La lactancia puede inhibir el ciclo ovulatorio de las mujeres durante varios meses, sin que esto tenga luego ninguna repercusión negativa sobre la fertilidad ni sobre la salud en general. Sin embargo, hay otras madres que enseguida comienzan a ovular, aunque estén dando el pecho a sus bebés. Aparte de la peculiaridad de cada madre, hay otro factor que juega un papel importante: las tomas nocturnas, ya que "son las que más frenan la ovulación y por lo tanto la fertilidad", explica la experta.

Lee más: La importancia de las primeras tomas al pecho

¿Puede haber embarazo antes de la primera regla tras el parto?

Algunas mujeres que dan el pecho se quedan embarazadas antes de tener la primera menstruación tras dar a luz. Es posible porque puede haber una ovulación y justo en ese ciclo producirse la fecundación, por lo que la regla no llega a venir. "Habitualmente, en los primeros meses después del nacimiento, es muy poco probable que haya una ovulación antes de la menstruación si se está en lactancia materna exclusiva. Cuanto mayor sea el bebé, más fácil será que aparezca una ovulación antes de que aparezca la menstruación", advierte Laia Aguilar.

Aunque no hay demasiados estudios sobre el tema, los que hay determinan que a un 30% de las mujeres les volverá la menstruación antes de que su bebé cumpla cuatro meses, y aunque estén con lactancia materna exclusiva. Hay otras mujeres que estarán sin regla durante toda la lactancia, aunque esta dure años. En las primeras menstruaciones posparto los ciclos suelen ser irregulares, tanto en la cantidad de sangrado como en el periodo entre menstruaciones. "Poco a poco es probable que se regularicen más. Es posible que si el bebé pasa un período más demandante la menstruación pueda volverse a ir. Esto no representa ningún problema", tranquiliza la comadrona.

¿En qué consiste el método MELA?

El método de lactancia y amenorrea (MELA) es un método anticonceptivo natural que se basa en el periodo no fértil que tiene la mujer en un determinado momento. Así, se podrían tener relaciones sexuales y la protección ante el de embarazo sería superior a un 98%. Para que sea efectivo, han de cumplirse estrictamente tres condiciones:

  • El bebé debe tener menos de seis meses.
  • No ha vuelto a aparecer la menstruación tras el parto.
  • La lactancia es exclusiva, es decir, el bebé se alimenta solo con leche materna.

Aunque el riesgo de quedarse embarazada es muy pequeño, "se pueden usar métodos complementarios, como determinados métodos hormonales, de barrera o el DIU si se desea minimizar aún más el riesgo de embarazo", indica la jefa médica de LactApp (https://lactapp.es).

¿Qué anticonceptivos pueden usarse durante la lactancia?

Además del método MELA hay otras posibilidades de anticoncepción durante la lactancia. Ninguna de ellas perjudica ni al niño ni a la producción de leche.

Anticonceptivos con progesterona

Los anticonceptivos hormonales que se utilicen durante la lactancia solo pueden llevar progesterona (no deben llevar estrógenos, pues estos pueden disminuir la producción de leche). Hay varias presentaciones comerciales de estos anticonceptivos con progesterona, según relata la experta:

  • Pastillas diarias.
  • Inyectables que se administran cada 12 semanas.
  • Implantes que se insertan bajo la piel del brazo y que duran unos tres años.
  • DIU (dispositivos intrauterinos) que hacen su función entre tres y cinco años, dependiendo del modelo.

Algunos de estos métodos hormonales están financiados por la Seguridad Social. Al usar estos métodos, puede que no haya sangrado tipo regla o que, de haberlo, sea irregular. En ninguno de los dos casos estas circunstancias significan que el método no funcione.

DIU de cobre

El DIU de cobre, al igual que el hormonal, se coloca dentro del útero y dura entre cinco y diez años, según el modelo. "Su efecto no es hormonal, sino que cambia las condiciones para que los espermatozoides no puedan acceder al útero y, si accedieran, el ambiente de este los inhibiría", explica Laia Aguilar.

Métodos de barrera

Durante la lactancia se pueden usar también métodos de barrera como el preservativo y el diafragma femenino, que debe usarse con crema espermicida y retirarse seis horas después del coito. "La ventaja que tienen los preservativos en frente de otro método es que también protegen de infecciones de transmisión sexual", destaca la comadrona. 

Anticoncepción de emergencia y lactancia

Tal como explica la experta en lactancia, "la anticoncepción de emergencia (o pastilla del día después) es totalmente compatible con la lactancia. Tanto si es a base de progesterona o a base de acetato de ulipristal". No hay riesgo para el bebé.

Lee más: Por qué es importante dar el pecho por la noche

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie