Ilustración segundo trimestre de embarazo

Embarazo

Pruebas en el segundo trimestre de embarazo: cuáles son y qué detectan

Gracias a estos controles se puede saber cómo está siendo el desarrollo del bebé y detectar algunos problemas. También advierten de alteraciones en la salud de la madre, como la diabetes gestacional. ¿De qué pruebas se trata?

por Terry Gragera

Si las pruebas del primer trimestre del embarazo confirmaban la viabilidad del mismo, las citas médicas del segundo trimestre van a estudiar en profundidad el estado del feto y algunas condiciones de salud de la madre como la diabetes gestacional. Hay algunas que se repiten, pues se hacen a lo largo de todo el embarazo.

En todo caso, no hay que saltarse ninguna. Así, durante este segundo trimestre, "aparte del cribado y posible diagnóstico de la diabetes gestacional materna, los controles realizados están destinados a la valoración del correcto desarrollo fetal o una posible alteración, como pueden ser retraso del crecimiento intrauterino precoz, las alteraciones de la placenta, de líquido amniótico…", señala el Dr. Eleazar Bravo, especialista en Obstetricia y Ginecología de Vithas Las Palmas.

Lee más: Qué pruebas te harán en el primer trimestre del embarazo

La ecografía de las 20 semanas

La ecografía de las 20 semanas es una de las más importantes del embarazo. Se trata de una ecografía de alta resolución, pues lo que se intenta detectar es alguna malformación del feto, en el caso de que la hubiese. Es un estudio ecográfico muy exhaustivo al que se dedica más tiempo pues se analiza en profundidad al bebé. Pero, además, se pueden observar otros parámetros. "La ecografía morfológica o ecografía del segundo trimestre es fundamental para el control gestacional ya que es en ese momento, a las 20 semanas, cuando podemos estudiar la anatomía fetal, así como la valoración placentaria, inserción del cordón umbilical y hacer valoración del líquido amniótico", destaca el especialista.

¿Se hacen más ecografías en el segundo trimestre?

Además de la ecografía de las 20 semanas, que es la principal en el segundo trimestre, se pueden hacer más ecografías a lo largo de estos tres meses. La decisión dependerá de algunos parámetros como la edad de la embarazada y otras circunstancias particulares del embarazo o de su historia clínica. Si hay algún antecedente personal o familiar a considerar, ha habido incidencias durante los meses anteriores, se trata de una gestación múltiple o el resultado de algunas pruebas complementarias así lo aconseja, lo habitual es realizar más ecografías.

Además de "en la consulta del segundo trimestre (entre la semana 26 o 28) el especialista suele realizar una ecografía para valorar el correcto crecimiento fetal", apunta el ginecólogo de Vithas Las Palmas.

¿Para qué sirve el test de O' Sullivan?

El test de O' Sullivan es una prueba de cribado para detectar si puede haber diabetes gestacional. Para realizar este test se administra una solución oral de 50 gramos de glucosa a la embarazada. Tras una hora se determina la glucemia en el plasma venoso. Si los valores de la glucemia fueran mayores o iguales de 140 mg/dl el test se considera positivo y hay que confirmar el diagnóstico con otra prueba. Se trata de la llamada 'curva larga' o test de tolerancia a la glucosa. En esta prueba, la embarazada, en ayunas, debe ingerir 75 gramos de glucosa y durante las tres horas posteriores se le harán distintas analíticas para comprobar el nivel de glucosa en sangre. Es la vía que tiene el médico para saber si hay o no diabetes gestacional.

La analítica del segundo trimestre

Durante todo el embarazo se van sucediendo las analíticas. En la del segundo trimestre, además de insistir con parámetros ya solicitados en los tres primeros meses, se pide un hemograma básico para descartar una posible anemia materna fisiológica, así como otras alteraciones producidas por la gestación. En esta analítica se lleva a cabo también la prueba de Coombs indirecto, que se realiza con carácter preventivo a todas las mujeres embarazadas que tengan un Rh negativo. "Dicha prueba detecta anticuerpos que podrían atravesar la placenta y atacar las células del feto, causando la enfermedad hemolítica del recién nacido", explica el Dr. Eleazar Bravo.

Lee más: El desarrollo del embarazo, semana a semana

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie