Permiso de lactancia

Maternidad

Permiso de lactancia: ¿cuáles son las novedades y cómo se gestiona?

Gracias al permiso de lactancia se pueden unir más jornadas sin trabajo a la baja maternal. Además, ahora el padre puede disfrutar también de él. ¿Sabes cuántos días te corresponden y cómo solicitarlo?

por Terry Gragera

El que conocemos popularmente como permiso de lactancia cambió de nombre en 2019. Ahora se denomina "permiso por hijo lactante", para reforzar la idea de que es un derecho del bebé. El niño pequeño necesita recibir esos cuidados y de esta manera se facilitan, aunque para muchas mujeres que quieren continuar dando el pecho resulta aún insuficiente.

Lee más: ¿Por qué son tan importantes las primeras tomas al pecho?

¿En qué consiste el permiso por hijo lactante?

El permiso por hijo lactante te permite acortar la jornada laboral media hora a la entrada o a la salida o bien ausentarte en mitad de la jornada una hora. Esto hasta que el niño cumpla nueve meses y en caso de embarazo, acogimiento o adopción. Si la maternidad es múltiple, se aumentan las horas proporcionalmente. Además, la nueva legislación ha incluido también al padre, que puede tomarse también este permiso. Ambos progenitores pueden pedir el permiso de forma conjunta o independiente, pero no pueden cederse las horas uno a otro.

Para pedir el permiso por hijo lactante es necesario estar trabajando por cuenta ajena; los autónomos no tienen derecho a él, tampoco los trabajadores en excedencia, aunque sí los que estén con jornada reducida. "El permiso por cuidado del lactante es compatible con la reducción de jornada. No va a ser compatible con la excedencia porque siempre va ligado a que la persona esté trabajando, ya que, en realidad, son horas de trabajo en que los trabajadores no están obligados a acudir a su puesto, pero deben estar en activo. Por eso tampoco lo podrán disfrutar las personas que estén en paro", explica Joana Badia Rion, responsable del área de Derecho Laboral y discriminaciones en el despacho Nemesi Abogadas y Asesoras (www.nemesi.cat).

¿Cuándo se puede disfrutar más allá de los nueve meses?

En principio, el permiso por hijo lactante es hasta los nueve meses, pero algunos convenios colectivos mejoran este límite temporal y añaden unos meses. Es importante consultar el convenio para saber exactamente lo que establece en este sentido.

Pero, además, la nueva legislación permite extenderlo hasta los 12 meses de edad en todos los casos cuando ambos progenitores lo piden de forma conjunta. Es decir, si los dos solicitan ampliarlo hasta el año de edad del niño, tienen derecho a él, aunque de los nueve meses a los 12 cuenta como una reducción de jornada, con la disminución proporcional de salario por esa hora de permiso. "En caso de disfrutar de este alargamiento, uno de los dos progenitores podrá solicitar un subsidio público que le permitirá cobrar el 100% de su base reguladora durante estos tres meses", destaca Joana Badia Rion.

¿Qué es el permiso acumulado de lactancia?

El permiso por hijo lactante se puede disfrutar día a día hasta que el bebé cumpla los nueve meses o bien de forma acumulada. En este caso, se compactan todas las horas y se trasladan a jornadas de trabajo, que se pueden unir a la baja maternal o paternal y a las vacaciones para poder estar más tiempo con el niño. 

El número de días dependerá de la jornada habitual de trabajo y en la mayoría de convenios colectivos ya está contemplada esta sustitución por lo que solo hay que consultarlo para saber cuántos días corresponden. 

¿Cómo se solicita a la empresa el permiso de lactancia?

"Es recomendable notificar siempre por escrito la intención de disfrutar del permiso; se puede hacer por correo electrónico si se tiene una relación fluida con la empresa, pero si se tienen sospechas de que pueden poner dificultades, es mejor hacerlo con una carta certificada o algún escrito que quede sellado por el departamento de personal. Muchas empresas grandes tienen sus propios modelos y formularios para que los y las trabajadoras indiquen cómo van a disfrutar el permiso", recomienda la experta de Nemesi Abogadas y Asesoras.

En el caso de que surjan problemas y la empresa no quiera aprobar el horario que los trabajadores proponen para tomarse este permiso, debe alegar siempre motivos justificados por razones productivas. Si hay un conflicto y no es posible llegar a un acuerdo, los progenitores tendrán que recurrir a la vía judicial, interponiendo una demanda en el orden social para que sea el juez quien dedica el horario.

Aunque el permiso por hijo lactante se puede disfrutar, por lo general, hasta los nueve meses del bebé, lo más aconsejable es pedirlo en cuanto acabe la baja maternal o paternal o si se unen las vacaciones a ésta, en cuanto terminen, para no perder ningún día.

Lee más: ¿Cuándo puedes faltar en el trabajo si tu hijo está enfermo?

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie