Número máximo de cesáreas

Parto

Dos, tres, cuatro... ¿cuántas cesáreas como máximo pueden hacerse?

Generalmente no se recomienda que la mujer pase por más de dos cesáreas, pero hay casos en que este número se supera. ¿De qué depende? ¿Qué riesgo puede conllevar practicar más cesáreas?

por Terry Gragera

El número máximo de cesáreas que se practican a una mujer es un aspecto muy importante que puede determinar el futuro de su maternidad. Hay mujeres con dos cesáreas que desearían tener más hijos, pero a las que se le desaconseja por los riesgos, y hay otras que han tenido tres, e incluso cuatro, sin que haya sucedido ningún problema. ¿De qué depende?

Lee más: ¿Han cambiado los protocolos en los partos por cesárea?

¿Por qué no se suelen recomendar más de dos o tres cesáreas?

La naturaleza misma de la cesárea es la que explica por qué no se recomiendan más de dos o tres, como máximo. Al practicar una cesárea se realiza una incisión en el útero (concretamente en la zona denominada segmento uterino); y es a través de esa incisión por donde se extrae el niño y la placenta. En ese lugar quedará un cicatriz que afecta a la zona, haciéndola menos elástica y menos resistente, "y por lo tanto susceptible de romperse, ante el aumento de presión que supone el crecimiento uterino durante la gestación y las contracciones en el momento del parto", advierte el Dr. Fermín Esteban Navarro, del equipo del Dr. R. Jiménez Ruiz, de Madrid Gynaecology Center (Magyc), del Hospital Ruber Internacional.

"Parece lógico pensar que cuantas más veces se realice esta incisión esta zona de la cicatriz presentará una menor resistencia y el riesgo de rotura uterina durante la gestación y el parto estará aumentado con el peligro que ello conlleva", destaca.

¿Qué riesgos existen si hay más de tres cesáreas?

Al igual que sucede con cualquier otro procedimiento quirúrguico, a mayor número de cirugías en una zona, existe un mayor riesgo de que aparezcan adherencias (como consecuencia de las operaciones previas), "que dificultan la cirugía y aumentan el riesgo de lesión de otros órganos cercanos como el intestino o la vejiga", destaca el Dr. Esteban Navarro. Además, cuando hay cesáreas reiteradas, hay otros riesgos que se ven aumentados como el de sangrado (por falta de contracción del útero), lo que exigirá tratamiento médico y quirúrgico y, en algunos casos extremos, la extirpación del útero para controlar el sangrado.

Para el feto, sin embargo, que la madre haya tenido previamente varias cesáreas, no supone, en general, riesgos añadidos, siempre que la cesárea se realice de forma programada. "Aunque en gestantes con cesáreas previas debemos estar vigilantes ante la posibilidad de rotura uterina, ya que en caso de producirse puede ser una situación muy grave tanto para la madre como para el feto, llegando en algunos casos a poder producirse la muerte fetal e incluso materna", apunta el ginecólogo.

A partir de dos cesáreas, más controles

Cuando la mujer ya ha tenido dos cesáreas, el obstetra le informa de los posibles riesgos que tendría una nueva gestación y es ella la que decide asumirlos o no. En el caso de un nuevo embarazo tras dos cesáreas previas, la gestación será estrechamente vigilada y en el momento de dar a luz, aunque la técnica quirúrgica es la misma, lo recomendable es que la asistencia médica quede bajo un obstetra experto para minimizar los riesgos.

¿Se puede intentar un parto vaginal tras las cesáreas?

Para algunas mujeres, la experiencia de la cesárea no resulta totalmente satisfactoria y desean intentar el parto vaginal en sucesivas gestaciones. ¿Hay algún inconveniente? "Las gestantes con una cesárea previa pueden intentar el parto vaginal, siempre en un entorno hospitalario controlado, en el cual se pueda tener monitorizada a la madre y al feto, y dispongamos de los medios necesarios para realizar una cesárea de forma inmediata en caso de ser necesario", explica el Dr. Esteban Navarro. "En cualquier caso, debemos respetar el deseo de la paciente, siempre y cuando no exista contraindicación médica que nos obligue a actuar de una forma determinada", apunta.

No obstante, dependiendo del número de cesáreas previas, la situación puede ser más compleja: "En algunos centros se está ofreciendo esta posibilidad a mujeres con dos cesáreas previas, aunque esta medida es controvertida, y en mi opinión el riesgo que supone no compensa los posibles beneficios para la madre o el feto", puntualiza el especialista. Según su opinión, "parece razonable ofrecer a la madre la posibilidad de un parto vaginal tras una cesárea si no existe otro motivo médico que lo contraindique, y realizar siempre una cesárea programada a partir de la segunda cesárea". 

Como en otros asuntos médicos, la situación concreta de cada mujer y sus circunstancias personales son las que decidirán, al final, el número máximo de cesáreas permitido. En el caso de que haya que practicar más de dos, es importante confiar en un equipo con experiencia para que todo salga bien.

Lee más: Todo lo que debes saber para cuidarte tras una cesárea

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie