Dibujos para colorear que puedes hacer con tu hijo

Dibujos para colorear que puedes hacer con tu hijo

Pasa un momento divertido mientras los pequeños desarrollan otras habilidades fundamentales como el autocontrol y la tolerancia a la frustración.

por Laura Bech

Atravesamos el ecuador del confinamiento, los días se hacen más largos y comenzamos a adaptarnos a nuevas rutinas. Los niños son uno de los grupos que más padece el encierro (los mayores de 70 años que se encuentran bien es el otro) aunque no lo demuestren. El cambio de hábitos hace que demanden más atención y reclamen nuestra presencia para jugar, hacer la tarea o compartir un programa de televisión. Ese reclamo es una manera de expresar emociones y hasta temores que el niño siente desaparecen cuando estás a su lado.

Has aprendido nuevos juegos, tenéis la tarea del cole al día y ya hicisteis uso de todas las sugerencias que recibiste en el grupo de whatsapp, si te has quedado sin ideas para entretener a los niños, descubre los beneficios que tiene para ellos colorear y pintar.

Leer más: Cuentos infantiles para ayudar a gestionar el miedo en los niños

Buscar patrones en Internet

Según cual sea la edad de los niños, buscar imágenes por Internet es una muy buena idea. Entre los 2 y los 5 años todavía están en proceso de desarrollar la abstracción, por lo que Peppa Pig es tal y como la ven en la serie de televisión. Nunca han medido y comprobado sus dimensiones, pero las conocen a la perfección y si cometes la osadía de sumarle un centímetro a la nariz o acortar su cola, probablemente recibas el ¡Así no es! más ofuscado de tu vida. 

En poco tiempo pasará esta fase, mientras tanto, es mejor respetar sus decisiones y asumir que no dibujas tan bien como pensabas. Buscar patrones en Internet ayuda a encontrar dibujos rápidos de identificar por el pequeño y adaptados para todas las edades. Menos puntillismo si aún no ha desarrollado completamente la motricidad fina y algo más de detalle si ya está superando ese proceso. 

Pinterest ofrece, además de patrones, ideas para plasmar luego estos dibujos en camisetas, pijamas, cojines y un sinfín de posibilidades. Encontrar un sitio que ofrezca imágenes no será un problema, existen muchos y con patrones muy variados, lo más difícil será elegir el dibujo que vais a colorear. Otra posibilidad es utilizar páginas que brindan la posibilidad de pintar el dibujo desde el mismo ordenador o tablet. Es una buena opción, si los niños tienen más de 5 años, aunque mejor si pueden hacerlo en papel. Probablemente pasen más tiempo del recomendado frente a una pantalla durante estos días, así que mejor colorear de la manera tradicional.

VER GALERÍA

Leer más: Cómo jugar con los niños al mismo tiempo que decoras la casa

Beneficios de colorear y pintar

Pintar es algo que a la mayoría de los niños les gusta, es su manera de expresarse desde una edad muy temprana. Esta actividad los ayuda a comprender las situaciones que lo rodean y a identificar sentimientos, roles y acciones. Como ocurre con un adulto que pinta, los niños sienten libertad al hacerlo y es una manera de desarrollar su mundo interior. 

Entre los 2 y los 5 años notarás cambios en cada pintura de tu hijo, el papel se convertirá en el mejor testigo de su evolución y crecimiento. A partir de los 6 años, cuando la motricidad fina está más desarrollada, el papel coloreado es el reflejo de todo lo que tu hijo aspira, sueña y anhela. También es el testigo de sus miedo y preocupaciones y de aquello que lo entristece. 

Con la pintura se pone en práctica la coordinación óculo-manual, que el niño no deba salirse del contorno delimitado lo ayuda potenciar la maduración de los circuitos cerebrales. 

Fomenta la autoestima, el autocontrol y la concentración

Cuando un niño colorea se siente partícipe del entorno que habita. Es una manera de experimentar el crecimiento con alegría, esto ayuda a desarrollar la autoestima del pequeño siempre que no pinte de manera competitiva o se sobreexija.

Para pintar es preciso tener todos los sentidos atentos y dispuestos, esta experiencia permite que los niños tomen el control de sus dibujos y sean conscientes del trabajo que quieren realizar. Cuando el dibujo no queda como esperaban puede aparecer la frustración, que en estos casos, ayuda a aceptar y asimilar que no siempre todo sale como queremos. 

Leer más: Érase una vez… en la radio: 'podcast' de cuentos infantiles, una herramienta pedagógica en tu mano

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie