obesidad-infantil

Diabetes gestacional, preeclampsia y el riesgo de obesidad en los bebés

Investigadores de la Universidad de Nueva York encuentran relación entre el índice de masa corporal infantil y estos problemas durante el embarazo

por Gtresonline

La obesidad infantil es uno de los temas que más preocupan a los nutricionistas y pediatras, pues la cantidad de niños con sobrepeso no ha dejado de crecer en los últimos años. Un problema que no tiene por qué estar relacionado precisamente con la alimentación de los pequeños y cuya causa podría venir heredada directamente del embarazo.

Aunque las revisiones ginecológicas y obstétricas permiten cada vez más controlar la salud de los bebés y las madres a lo largo de toda su gestación, son muchas las mujeres en todo el mundo que sufren distintas afecciones en algún momento de su embarazo, como puede ser la diabetes gestacional o la preeclampsia. Unas complicaciones que, tal y como ha revelado un reciente estudio llevado a cabo por un grupo de investigadores de la Universidad de Nueva York y publicado en la revista científica Archives of Gynecology and Obstetrics, podrían aumentar el riesgo de que los pequeños padezcan obesidad durante sus primeros años de vida.

¿Qué son la diabetes gestacional y la preeclampsia?

La diabetes gestacional es un trastorno metabólico que, como su propio nombre indica, responde a un tipo de diabetes que únicamente sufren las mujeres durante el embarazo. Se produce debido a los cambios hormonales propios del embarazo, donde la hormona de la insulina no es capaz de convertir el azúcar de la sangre en energía. Pueden padecerla entre el 5 y el 15 % de las mujeres. En España 9 de cada 100 gestantes desarrollan una diabetes de este tipo y, generalmente, el proceso de detección no se realiza hasta el segundo trimestre.

VER GALERÍA

En el caso de la preeclampsia gestacional el problema tiene que ver con la salud arterial de la madre. En estos casos la embarazada no solo presenta elevación de la tensión arterial, sino también retención de líquidos con la aparición de edema y pérdida de proteínas en orina. En ocasiones, la preeclampsia puede degenerar en enfermedades cardiovasculares tan severas como ictus o infartos.

- Leer más: El embarazo, ¿un factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular?

Camino abierto a nuevas investigaciones

La diabetes gestacional y la preeclampsia son las principales causas de mortalidad y morbilidad en madres y niños, por tanto, es importante que la madre se realice las pertinentes revisiones durante todo el proceso de gestación. Una de las consecuencias negativas que pueden traer consigo estas dos enfermedades es un alto índice de masa corporal (IMC) en los niños. Aunque hasta ahora se tenían pocos datos sobre sobre la relación entre el IMC infantil, la diabetes gestacional y la preeclampsia, la nueva investigación determinó – llevando a cabo un seguimiento a 356 mujeres embarazadas y a sus hijos de edades comprendidas entre los 18 a 72 meses- el impacto independiente y conjunto de la diabetes gestacional y la preeclampsia en la trayectoria del IMC infantil.

"Estos hallazgos preliminares sientan las bases para futuros estudios para explorar más a fondo estos efectos con muestras de mayor tamaño", recalcan los autores del estudio, que aún deben profundizar en la materia.
"Los futuros padres podrán beneficiarse de nuestros hallazgos al comprender mejor los efectos de la diabetes gestacional y la preeclampsia en sus hijos. Estos hallazgos pueden proporcionar un incentivo adicional para que las mujeres embarazadas y sus profesionales sanitarios trabajen estrechamente para controlar y tratar estas afecciones durante el embarazo y, de esta forma, abordar tanto la seguridad de la madre como la salud a largo plazo del niño", añaden.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie