Así cambia tu cuerpo en el segundo trimestre del embarazo

Así cambia tu cuerpo en el segundo trimestre del embarazo

Tu cuerpo está en continuo cambio durante el embarazo, y es en el segundo trimestre cuando los síntomas y molestias son más físicas, porque el bebé crecerá a mayor velocidad y este proceso necesitará que tu cuerpo se adapte para facilitarle más espacio y nutrientes.

por Cristina Soria

Hasta el segundo trimestre de embarazo lo más común es que la tripa todavía no aflore de forma evidente. De hecho, a alguien que no nos conociera previamente le resultaría difícil adivinar que estamos embarazadas. Sin embargo, del trimestre que va de la semana 13 a la 26 el crecimiento del feto coge otra velocidad y desde ahora todos los días crecerá un poquito, lo que hace que la barriga también lo haga.

Los pechos empiezan a cambiar de verdad

De la misma manera, este es el momento en el que tus pechos comenzarán a cambiar de verdad, y no detendrán esta evolución hasta la lactancia. En este proceso de cambio las glándulas mamaris se ensanchan para dar espacio a reservas de grasa. Por esta razón es probable que te salgan bultitos pequeños en los pezones; son glándula sebáceas que mantienen hidratada tu piel ahora que está ensanchándose.

En algunos casos, este es el trimestre en el que puedes empezar a segregar un líquido similar a la leche materna, pero con un aspecto más bien de suero amarillento. Se trata del calostro, que será el primer alimento materno que podrá ingerir tu bebé. Es un compuesto de inmunoglobulinas, proteínas, carbohidratos, grasas y agua, y tus glándulas mamarias lo producirán antes de la leche definitiva. 

VER GALERÍA

Es un suero de inmunización para el bebé, que además resulta muy nutritivo. Y pese a que aún falta mucho para dar a luz, es en este trimestre cuando tus glándulas podrían empezar a segregar pequeñas cantidades, casi a modo de prueba, pues su producción tiene mucho que ver con las reservas de grasa que están empezando a hacer ensanchar tus pechos.

Leer: Con esta postura dormirás mejor durante el embarazo

Síntomas que se van, y otros nuevos que llegan

Este segundo trimestre es más reposado en cuanto a los síntomas del embarazo. Especialmente si has tenido unos primeros meses complicados con náuseas, falta de energía y cambios de humor, cuando inicias la senda de este segundo trimestre te ves reforzada con más energía y es muy probable que las náuseas amainen. Las hormonas están en plena fase de compensación, lo que hará que los cambios de humor se apaciguen y encontremos cierta estabilidad.

Como consecuencia de los cambios continuos y acelerados que tu cuerpo está viviendo, durante este trimestre pueden pueden aparecer las estrías en tu piel. Esto ocurre porque algunas partes de tu cuerpo se están agrandando y en este proceso algunas fibras elásticas de la piel no logran resistir el estiramiento y se rasgan. El efecto son las estrías, que se concentran precisamente en las zonas que más crecen en este trimestre: barriga y pechos. Contra ellas no hay nada definitivo que podamos hacer, pero sí cuidar la alimentación para no ganar más peso del necesario, pues a más peso, más estrías. Además, todo lo que ayude a mantener tu piel hidratada estará ayudando a la flexibilidad de tu piel y minimizará las estrías.

Como decíamos, es posible que las molestas náuseas desaparezcan en este trimestre. Pero a cambio llegan otros síntomas que también resultan muy molestos, como es el caso de los calambres en las piernas. En este momento el feto está adquiriendo un mayor volumen, y este ejerce presión sobre tus nervios y los vasos sanguíneos de las piernas. Esto resulta muy molesto mientras duermes, pues esta presión se hace más contundente en posición horizontal. Por ello, es importante que ladees tu postura en la cama, y no duermas boca arriba sino de lado.

Ahora tu cuerpo retendrá más líquidos para el bebé, y esto incide directamente sobre tu circulación sanguínea, que se volverá más lenta. Por lo que otro síntoma de este trimestre y un efecto secundario de la retención de líquidos es que tu cara, manos y tobillos podrán verse más hinchados.

Leer: Así puedes controlar los síntomas de embarazo

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie