Cocina Ext.

¿Por qué es una buena idea incluir la soja en nuestra dieta?

Estas semillas son una excelente fuente de proteínas vegetales, ayudan a disminuir las tasas de colesterol y su consumo es especialmente beneficioso durante la menopausia

La soja es una planta leguminosa procedente de Oriente y sus semillas pueden tener diferentes colores según las variedades: verdes, negras, marrones, amarillas o moteadas.

Cada vez hay más productos que incluyen la soja entre sus ingredientes.


Tau-tau. Es muy probable que este nombre no le diga gran cosa. Pues bien, se trata del vocablo con el que hace miles de años los orientales se referían a lo que hoy conocemos como soja. Una curiosa palabra que traducida vendría a significar la mejor semilla. Y es que ya los chinos eran conocedores de las grandes virtudes de esta planta leguminosa. Tanto, que incluso la incluyeron en el selecto grupo de semillas sagradas junto con el arroz, el trigo, la cebada y el mijo.

No obstante, no fue hasta bien entrado el siglo XX cuando la soja comenzó a emplearse en la alimentación en Occidente. Desde entonces hasta hoy, dichas semillas no han hecho más que cosechar buenas críticas y piropos de todo tipo... No por casualidad, las estanterías de tiendas y mercados se llenan cada vez más de productos elaborados a base de soja. ¿Los motivos de tanta bondad?, Ahí van algunos de los más importantes:

  • La soja es una fuente muy valiosa de proteínas vegetales de gran calidad. Esto significa que se trata de vitaminas de alto valor biológico, ya que contienen ocho aminoácidos esenciales que nuestro organismo necesita y que no puede fabricar por sí mismo.


  • Es especialmente rica en isoflavonas, unos compuestos naturales de estructura química similar a la de los estrógenos (hormonas femeninas por excelencia). Es por ello que el consumo de soja es especialmente beneficioso en la etapa de la menopausia.


  • Los alimentos a base de soja son bajos en calorías y están libres de colesterol. La soja contiene mayoritariamente grasa insaturada (el consumo de estos ácidos grasos poli-insaturados se ha relacionado científicamente con la protección vascular y con la disminución de la tasa de colesterol).


  • Además, las bebidas a base de soja no contienen lactosa por lo que representan una alternativa muy saludable para todos aquellos que no toleran la leche.



  •   Recetas relacionadas
     Ver descripcion PECHUGA DE POLLO CON PIMIENTO Y SOJA
     Ver descripcion ALETA DE RAYA A LA SALSA DE SOJA
     Ver descripcion MUSLOS DE CODORNIZ A LA SOJA
     Ver descripcion CREMA DE LECHE DE SOJA
     Ver descripcion ARROZ CON POLLO Y SALSA DE SOJA
     Ver descripcion FIDEOS CON GAMBAS Y SOJA
     Ver descripcion ENSALADA DE MOJAMA CON VINAGRETA DE SOJA
     Ver descripcion ENSALADA DE BROTES DE SOJA
     Ver descripcion MUESLI CON SOJA