Cocina Ext.

Una dieta ideal para depurar el organismo

Le proponemos un ejemplo de régimen alimenticio que resulta perfecto para eliminar toxinas tras los excesos del verano. Eso sí, sólo debe seguirse durante dos o tres días.

Las verduras y hortalizas son un pilar imprescindible en las dietas depurativas.


El nuevo curso trae consigo un montón de buenos propósitos entre los que casi nunca falta perder esos kilos que inevitablemente se han cogido durante el verano. A continuación, el Doctor Eduardo Junco Aguado le propone una dieta ideal para comenzar a limpiar y depurar el organismo tras estos días de excesos gastronómicos. Pero, ¡atención!: tan sólo se ha de seguir durante dos o tres días. Sirve como comienzo a otro tipo de regímenes que, siempre bajo supervisión médica, se seguirán si se desea perder peso (cuestión para la que, desengañémonos, no existen milagros ni dietas meteóricas).

Dieta depurativa

Desayuno:
Dos vasos de agua. Dos piezas de fruta. Un zumo de zanahoria y un yogur bio.

Comida:
Verduras al vapor (patata, zanahorias, puerros y espinacas) y una cucharada de aceite de oliva.

Cena:
Ensalada mixta. Quesos magros. Higos o pasas.


Recuerde que la ingesta generosa (que no excesiva) de líquidos y de agua en este tipo de dietas desempeña un papel de gran importancia. El agua se elimina a través del sudor y de la orina. Cuando la bebemos, arrastra y diluye las toxinas, consiguiendo así depurar nuestro organismo.

También hay una serie de alimentos especialmente indicados para este fin: contienen una gran cantidad de agua, aportan elevadas cantidades de fibra vegetal y tienen sustancias que posibilitan el aumento de la diuresis. Son, por ejemplo, los cereales integrales, las frutas frescas (naranja, manzana, kiwi...), las verduras y hortalizas, etc. Si quiere saber un poquito más sobre estos alimentos pinche aquí.