Cocina Ext.

Grasas: ¿amigas o enemigas del organismo?

Fundamentales para vivir, su ingesta excesiva puede resultar perjudicial para la salud. Le contamos los tipos de ácidos grasos que existen y qué alimentos son ricos en cada uno de ellos.

Se calcula que las calorías procedentes de grasas saturadas (presentes en alimentos como el queso o la leche entera) no deberían sobrepasar el 10% de las calorías diarias.

Los ácidos grasos Omega 3 presentes en pescados como el salmón ayudan a proteger al organismo contra las enfermedades cardíacas.


‘Vade Retro’. Ésta es la reacción que en muchas personas despierta la palabra ‘grasa’. Sin embargo, a pesar de la mala prensa que en estos tiempos de culto al cuerpo acompaña a dicho vocablo, tal vez convenga recordar que las grasas son absolutamente fundamentales para el organismo: constituyen una importante fuente de energía, aportan nutrientes esenciales, los depósitos grasos rodean y protegen los órganos vitales, contribuyen a aislar al organismo del frío... Es más, está demostrado que la ingesta moderada de grasas con una composición adecuada es la mejor manera de controlar el nivel de lípidos en sangre (un buen ejemplo lo encontramos en los ácidos grasos Omega 3 y Omega 6 presentes en algunos alimentos, que ayudan a proteger al organismo contra las enfermedades cardíacas).

El problema llega cuando se produce una excesiva ingesta de grasas en general, y de forma muy particular, de grasas saturadas. Seguro que ha escuchado en más de una ocasión que es aconsejable reducir el consumo de grasas saturadas frente al de grasas insaturadas (monoinsaturadas y poliinsaturadas). Pero, para ello, deberemos tener presente qué alimentos son ricos en cada uno de estos ácidos grasos. Éste es un esquema orientativo que tal vez le ayude a la hora de hacer su próxima compra. Y es que, un mayor conocimiento sobre las grasas puede ayudarnos en gran medida a llevar una dieta más sana y equilibrada:

Alimentos ricos en grasas saturadas:
Mantequilla, queso, carne, productos cárnicos (como salchichas, hamburguesas...), leche y yogures enteros, tartas y masas, manteca, sebo de vaca, margarinas duras y grasas para pastelería, aceite de coco y aceite de palma.

Alimentos ricos en grasas insaturadas:
-Monoinsaturadas: aceitunas, frutos secos (pistachos, almendras, avellanas, nueces de macadamia, anacardos, cacahuetes...) aguacates y sus aceites.

-Poliinsaturadas:
Grasas poliinsaturadas omega 3: salmón, caballa, arenque, trucha, nueces, semillas de soja, semillas de lino y sus aceites.
Grasas poliinsaturadas omega 6: semillas de girasol, germen de trigo, sésamo, soja, maíz y sus aceites. Algunas margarinas (mirar etiqueta).