La noche de ensueño de Kim Kardashian y Kanye West en Versalles antes de su boda

Los novios reunieron a sus invitados en un escenario de cuento en el que no faltaron ni la música, a cargo de Lana del Rey, ni los fuegos artificiales

por hola.com

VER GALERÍA
PULSA SOBRE LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA FOTOGALERÍA


Una fiesta por todo lo alto y un escenario de cuento. Kim Kardashian y Kanye West despidieron anoche su soltería en el Palacio de Versalles ante la presencia de más de 600 invitados, entre ellos, el clan Kardashian y los diseñadores Alber Elbaz y Valentino. El desfile de invitados congregó a numerosos curiosos, que fueron testigos de la llegada de la novia en un precioso Porche. Para una velada tan especial, Kim eligió un atrevido diseño blanco de sugerente escote. Recogió su melena en un elegante moño y destacó su mirada con un maquillaje de ojos ahumados. El novio, por su parte, eligió un traje de chaqueta color crema. Todo indica, que ha sido el diseñador belga Martin Margiela el encargado de realizar los trajes, a juzgar por el mensaje que ha compartido en Twitter: "Felicidades. Estamos muy contentos de haber formado parte de un día tan especial. Os deseamos toda la felicidad del mundo". 

 

VER GALERÍA


Ya en el interior de Versalles, los novios y sus invitados disfrutaron de la maravillosa voz de Lana del Rey, la cantante favorita de Kim, y de un precioso espectáculo de fuegos artificiales de siete minutos de duración. Además, bebieron champán rosado y saborearon delicias francesas. Según informa Daily Mail, el servicio llevaba trajes de época. La gran ausente en esta fiesta, como era de esperar debido a su corta edad, fue la pequeña North, hija de Kim y Kanye.

VER GALERÍA


Los novios idearon una boda de ensueño en el Palacio de Versalles. Sin embargo, les fue denegado el permiso, como declaró Catherine Pégard, directora de Versalles. Aún así, Kim y Kanye han podido disfrutar de una noche de ensueño junto a sus invitados en Versalles. "Kim Kardashian y Kanye West visitarán el palacio de Versalles con sus invitados la víspera de su boda. La pareja contribuye así a mantener el excepcional patrimonio de Versalles, considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco", comunicó Pégard.

La pareja, que se casa este sábado en Florencia, lleva una semana de celebraciones previas en la capital gala. El miércoles, Kim Kardashian reunió a su familia al completo, incluida su abuela, Mary Jo Shannon, en el Hotel Costes para disfrutar junto a ellos de sus últimas horas de soltería. Por la noche, Kim salió de fiesta por París con sus amigas, entre las que se encontraban sus hermanas Khloe, Kendall y Kylie. Tras descansar durante unas horas y recuperarse de la fiesta, el clan Kardashian volvió a vestirse con sus mejores galas, esta vez para celebrar un almuerzo previo a la boda en el Chateau de Wideville, un castillo del siglo XVII propiedad del diseñador Valentino Garavani que se encuentra muy cerca de París.

VER GALERÍA


Y mientras esto sucedía en la capital gala, en el Fuerte de Belvedere o también llamado Fortaleza de Santa María en San Giorgio de Belvedere decenas de operarios trabajaban a destajo para la preparación del enlace. Los novios, que están a punto de darse el 'sí, quiero' se trasladarán junto a sus invitados en un jet privado hasta Florencia para formalizar su amor.

Para Kanye éste será su primer matrimonio mientras que para Kim será el tercero. Estuvo casada tres años con Damon Thomes (de 2000 a 2003) y 72 días con el jugador de baloncesto Kris Humphries, tras una fastuosa ceremonia.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie