Kim Kardashian, una futura novia de blanco y rodeada de amigas en su despedida de soltera

El clan Kardashian se reunió para celebrar la 'bridal shower' de Kim a escasas semanas de su boda, que se celebrará el 24 de mayo en París

por hola.com

Kim Kardashian cuenta ya los días para su boda. En tan sólo dos semanas, el próximo 24 de mayo en París, ella y su prometido, el rapero Kanye West, pasarán por el altar en París en una ceremonia que, si bien mantiene en secreto la mayoría de sus detalles, ha despertado una gran expectación. Todo apunta a que Kim ya ha escogido su vestido de novia, barajándose firmas como Balmain o Lanvin. Pero no tendremos que esperar a su boda para verla vestida de blanco. Kim escogió un estilismo en este color para rodearse de amigas en una fiesta que nunca olvidará: su despedida de soltera.

 

VER GALERÍA

 

Con un ajustado diseño blanco impoluto con parte superior encorsetada y tirantes de perlas llegó Kim al Hotel Península en Beverly Hills, donde se celebraba la 'bridal shower'. Un 'look' muy sexy que completó  con unos zapatos de tacón plateados y el complemento más importante y llamativo: su gran anillo de compromiso. La hija de Kris Jenner llevó el mismo vestido durante toda la jornada, pero con pequeños cambios en su 'outfit': si bien entró en el hotel con la melena suelta y sus zapatos plateados, posteriormente se recogió el pelo y se pasó al calzado en color 'nude', sin abandonar, eso sí, sus gafas de sol.

Otras invitadas también se han decantado por el blanco a la hora de eligir estilismo'. Kris Jenner, que acompañó a la anfitriona a hacer algunas compras, lució un entallado diseño en este color. Mucho más amplio y suelto era el vestido de la cantante Ciara, que presumió de tripita en la recta final de su embarazo. Por su parte, Kourtney Kardashian se pasó al polo opuesto con un 'total look' en negro. Allí se encontraba también su hermana Khloé y sus hermanas por parte de madre Kylie y Kendall.

 

VER GALERÍA

 

Tal y como informa la revista People, la fiesta giraba en torno a la temática parisina. La Ciudad de la Luz es un lugar muy importante para Kim y Kanye, tanto que será el escenario en el que se celebre la boda. Pero antes de viajar a la capital francesa para el esperado acontecimiento, las invitadas a la fiesta de Kim se llevaron algunos recuerdos de inspiración parisina, como unas miniaturas de la Torre Eiffel de chocolate blanco o una cajita de 'macaroons' de la marca Ladurée.   

Aunque Kim ha mantenido hasta ahora máxima discreción con sus planes de boda, parece que ha decidido no aplicar este secretismo a su despedida de soltera. Tanto la anfitriona como sus invitadas compartieron divertidas imágenes en sus redes sociales de los mejores momentos de la fiesta, que además fue filmada para el 'reality show' Keeping Up With The Kardashians. La ceremonia de la boda, no obstante, no se grabará para el programa, tal y como confirmó la propia Kim en las Twitter.

 

 

 

Sin embargo, el resto de detalles de la ceremonia continúan siendo un misterio, aunque no faltan los rumores. Poco después de su compromiso confirmaron que la boda se celebraría en París, donde fueron vistos recientemente visitando el idílico Chateau Louis XIV, que podría ser el escenario elegido. Habrá que esperar también hasta la fecha de la boda para saber qué vestido ha elegido la novia. El secretismo ha llevado, incluso, a que algunos medios especularan con la posibilidad de que ya se hubieran dado el "sí, quiero", teniendo que aclararlo la propia Kim con un mensaje en Twitter: "¡No nos hemos casado aún!". Kim ha usado también las redes sociales para compartir una fotografía con su hija, North, por el Día de la Madre, que se celebra hoy en varios rincones del mundo.

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie