La capilla ardiente de Adolfo Suárez ha quedado instalada en el Congreso de los Diputados

por hola.com

Los restos mortales de Adolfo Suárez abandonaron a primera hora de la mañana la clínica Cemtro de Madrid para ser trasladados al Congreso de los Diputados, donde ha quedado instalada la capilla ardiente. El cortejo que ha trasladado el el féretro hasta la Cámara Baja estaba encabezado por la Policía Municipal y escoltado por motoristas de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía. La familia, que hasta última hora de ayer estuvo velando el cuerpo de forma íntima en el hospital, acompañó también al cortejo hasta la Cámara Baja.

 

VER GALERÍA

 

En la Puerta de los Leones, recibieron el féretro con honores militares el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y los presidentes del Congreso, Jesús Posada, y del Senado, Pío García Escudero, además de los presidentes del Tribunal Constitucional y del Consejo General del Poder Judicial y miembros de las Mesas del Congreso y el Senado.

 

VER GALERÍA

 

También estaban presentes los expresidentes José María Aznar, Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero. 

 

VER GALERÍA

 

Una sección de honor del Regimiento Inmemorial del Rey, ataviados con trajes de época le rindieron honores de ordenanza y se escuchó el himno nacional. Un piquete de honor guió el féretro, cubierto por la bandera española, hasta el Salón de Pasos Perdidos, una de las estancias más solemnes del Congreso, donde ha quedado instalada la capilla ardiente. La familia del expresidente, sus hijos y algunos de sus nietos, siguió al féretro. 

 

 

A las nueve y media de la mañana se reunió en el Congreso el Consejo de Ministros para aprobar la concesión a Suárez, a título póstumo, del Collar de la Real y Distinguida Orden Española de Carlos III, la concesión civil más importante de España. Dicha condecoración será depositada a los pies del féretro por el rey don Juan Carlos, cuando estos visiten la capilla ardiente, pasadas las diez de la mañana.

 

VER GALERÍA


Una vez concluidos los actos oficiales, se abrirán las puertas al público, en torno al mediodía. Durante 24 horas los ciudadanos podrán acudir al Congreso para participar en los actos fúnebres y visitar a la capilla ardiente, de hecho hay ya cientos de personas haciendo cola desde primera hora de la mañana para dar su último adiós al expresidente.

 

VER GALERÍA

El Gobierno ha declarado tres días de luto oficial y ha fijado el funeral de Estado por el expresidente para la próxima semana en la Catedral de La Almudena (el lunes 31 de marzo).

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie